La Argentina, tercera para las inversiones

04deOctubrede2000a las09:04

Escribe Carlos Burgueño

La Argentina fue, durante 1999, el tercer país entre los estados en vías dedesarrollo que recibió más inversiones directas luego de China y Brasil,gracias a la operación de Repsol-YPF. Esa empresa, al ser adquirida porcapitales españoles, dejó de ser la principal empresa transnacional de origenargentino, sitio que ahora ocupan Techint y Pérez Companc. En total Américalatina aumentó 22% el flujo de inversiones directas entre el ’98 y el ’99,debido fundamentalmente al proceso de adquisiciones y fusiones de compañías.

Igualmente, si el futuro dependiera del nivel de investigación y desarrollo,América latina estaría cada vez más lejos de ser un país del Primer Mundo.Según el informe, en la Argentina sólo se destina en este ítem 0,75% del PBIcuando el piso en los principales países desarrollados es de 4%. En estesentido sólo Brasil con 1% es el que más se acerca en la región al dinero queel Primer Mundo destina a la investigación. Todos estos datos aparecen en elInforme Mundial de Inversiones 2000 preparado por la Conferencia de NacionesUnidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), que analiza la evolución dela inversión internacional durante el ’99, y que fue presentado ayer en formaparalela en todos los países que integran el organismo internacional. Por laArgentina analizaron ayer en Buenos Aires los principales datos y lasconclusiones los economistas Bernardo Kosacoff y Daniel Chudnovsky.

Como capítulo especial este año el trabajo estudia específicamente elfenómeno de las adquisiciones y fusiones de empresas a nivel mundial. En estesentido asegura la UNCTAD que en los países desarrollados 80% de estasoperaciones fracasó o no cumplió con las expectativas originales. En el casode los países en desarrollo la situación es la contraria y en la mayoría delos casos los resultados fueron positivos, fundamentalmente por lasprivatizaciones y las exportaciones de materias primas. Las principalesconclusiones del informe anual fueron las siguientes:

En total, las inversiones extranjeras directas en Latinoamérica y el Caribealcanzaron su nivel más alto en 1999, con 90.485 millones de dólares, lo quesupone un aumento de 22 por ciento respecto del año anterior. Como tendenciageneral, los inversores aumentaron sus operaciones en países con institucionesrelativamente estables, a pesar de la existencia de dificultadesmacroeconómicas a corto plazo.

Incrementos

La Argentina, Brasil, Bolivia, Chile y Perú tuvieron incrementos mientrasque Colombia, Paraguay, Ecuador y Venezuela vivieron una contracción.

Sin embargo, el crecimiento de las inversiones en Sudamérica en 1999 se debefundamentalmente a unas pocas grandes adquisiciones en el Cono Sur pormultinacionales españolas. Si se excluyen esas operaciones el flujo inversor enSudamérica podría haber sido el mismo que en 1998.

La Argentina triplicó el año pasado la entrada de inversiones extranjerasdirectas, pasando de los 6.500 millones de dólares conseguidos en el ’98 a23.200 millones de dólares. La adquisición de YPF por parte de Repsol, quemovilizó 13.000 millones de dólares, fue el factor que impulsó esteincremento. Con esto desplazó a México al cuarto lugar del ranking, quecontinúa liderado por China y Brasil en segundo lugar.

A pesar del estancamiento económico y de la inestabilidad alrededor de sumoneda en enero de 1999, Brasil continuó siendo por cuarto año consecutivo ellíder regional, con 31.397 millones de dólares de inversión, un tercio deltotal de la región.

En Chile también se registró un incremento en la variable, llegando a los9.000 millones de dólares en operaciones, de los cuales 3.500 se debieron a laadquisición de la compañía eléctrica chilena Enersis-Endesa porEndesa-España.

La «estrella» asiática del ’99 fue Corea, un país que hasta la crisisdel sudeste asiático era proteccion

Temas en esta nota

    Cargando...