Economía prometió analizar deudas que reclama la CGT

06deOctubrede2000a las08:52

Las negociaciones continuarán el jueves próximo

El jefe de Asesores, Pablo Gerchunoff, y los gremialistas siguen discrepandosobre los montos adeudados

Oscar Lezcano, de Luz y Fuerza, amenaza con ir a la Justicia

Los sindicalistas de la Confederación General del Trabajo (CGT) oficial,liderados por Rodolfo Daer, tuvieron finalmente su anunciada y varias vecespostergada reunión con Economía, aunque sin la presencia del ministro JoséLuis Machinea.

En el encuentro de ayer, en el que el jefe de asesores de esa cartera, PabloGerchunoff, ofició de anfitrión, los sindicalistas reclamaron diversas deudasque el Gobierno aún mantiene con los gremios y que, según ellos, afectan eldesempeño delas entidades.

El resultado: Gerchunoff se comprometió a estudiar los números y en volvera reunirse, en principio, el próximo jueves. Ese día también se tratará eldecreto 446 de desregulación de las obras sociales, un tema que ayer quedófuera de agenda por falta de tiempo.

Entre esas cuentas se encuentra el fondo innominado, que es aquel que estáconformado por aportes que por diversas razones no saben a qué obra socialpertenecen y que por lo tanto quedaron sin distribuir.

"Las deudas fueron el único tema de discusión, ya que es un problemaque se acentúa con el tiempo y que va a estar cada vez peor, pues el Gobiernono las incluyó en el presupuesto 2001", explicó a La Nacion, elrepresentante del sindicato de Luz y Fuerza, Oscar Lezcano. Según elsindicalista "Gerchunoff aceptó que las deudas por el fondo sin nominaralcanzan los 54 millones de pesos, tal como decíamos nosotros, y no los 20millones de pesos que Economía afirmaba".

Reintegros

Los gremialistas también reclaman unos 200 millones de pesos que, durante lagestión anterior, Economía le facilitó al PAMI y que deberían haber ido alas arcas de las obras sociales sindicales.

Asimismo, protestaron por los fondos que el Estado debería aportarles a esasentidades por las prestaciones de alta complejidad. Es decir, por el tratamientode enfermedades oncológicas, sida y trasplantes, entre los casos másfrecuentes y más costosos.

En teoría, el Estado debe reintegrarles a las obras sociales sindicales eldinero pagado por ellas en estos tratamientos a través de la Administración deProgramas Especiales (APE), que depende de la Superintendencia de Servicios deSalud.

La APE es el organismo que maneja y deriva los 340 millones de pesos delFondo de Redistribución Solidario de Obras Sociales, con el fin de asistir alas prestadoras que enfrentran problemas financieros. También realiza losreintegros por las enfermedades de alta complejidad que costearon esasentidades.

"Personalmente, yo creo que Economía no nos va a pagar nunca estasdeudas. Economía maniobra todo lo posible para poder recaudar, por esoconsidero que deberíamos ir a la Justicia y que allí se defina si nos debepagar, y cuánto", amenazó Lezcano. "Hasta ahora nunca fuimos porquevivimos engañados en que nos van a pagar", dijo el sindicalista, yagregó, ante la pregunta de La Nacion: "Yo nunca hice ningún pacto con elGobierno".

En problemas

Del encuentro también participaron los gremialistas Luis Barrionuevo, CarlosWest Ocampo, José Luis Lingeri, Rogelio Rodríguez, Reynaldo Hermoso, AndrésRodríguez, Armando Cavalieri y Juan José Zanola. A Gerchunoff lo acompañóRubén Cano, superintendente de Servicios de Salud.

"Durante la reunión se intentaron conciliar los números, ya que lossindicalistas manejaban cifras superiores a las que tenía Economía",señaló Cano a La Nacion.

Según él, la razón para que el tema principal del encuentro fuera sólo elde las deudas es que la mayoría de las obras sociales "están en crisis ytienen que buscar formas de financiamiento".

Por Laura Luz Ojeda

Temas en esta nota

    Cargando...