El Banco Mundial pidió que se profundice el ajuste fiscal

11deOctubrede2000a las08:47

Afirma que la Argentina debe seguir con la apertura económica para recuperarel crecimiento

Sus principales economistas admitieron que los mercados no reconocen elesfuerzo argentino por reducir el déficit

Señalaron que las dudas se basan sobre las escasas exportaciones y el altonivel de la deuda

Ante la crisis política, hay que profundizar el camino del ajuste y laapertura económica. Con este mensaje contundente, el Banco Mundial (BM)recomendó ayer al gobierno de Fernando de la Rúa continuar con las políticasde reforma estructural iniciadas en los 90.

Antes de reunirse con el ministro José Luis Machinea, para hablar de lacrisis política entre otros temas, los economistas del BM Nick Stern yGuillermo Perry admitieron ayer que los mercados no reconocen de modo cabal losdeberes fiscales y de liberalización económica desarrollados en los últimos10 meses. Stern, en inglés, y Perry, en español, brindaron un mensaje similaren la conferencia de prensa que marcó el inicio de su gira por cuatro días enBuenos Aires, junto con el vicepresidente del BM para América latina, David deFerranti. En el encuentro, pronosticaron un crecimiento cercano al 1,5% paraeste año, frente al 3 por ciento que habían previsto meses atrás.

El organismo crediticio internacional, que le ha prestado 5000 millones dedólares a la Argentina en diversos proyectos, considera que la mejor recetapara combatir las dudas de los inversores es más apertura y más solvenciafiscal.

Ante una pregunta de La Nación, Stern -nuevo economista en jefe del BM-consideró que hay numerosos ejemplos en el mundo que demuestran las bondadesdel proceso de apertura económica, a pesar del aumento de la tasa de desempleoy de pobreza registrados en los últimos años en la Argentina.

Perry fue más específico y dijo que el bajo porcentaje de exportaciones yel fuerte endeudamiento se combinan para reforzar los interrogantes de losinversores en torno del país.

El economista de la entidad financiera para América latina reconoció lapérdida de competitividad que sufrió el peso con la devaluación brasileña,pero consideró que desde entonces goza de una mejor salud.

A su turno, De Ferranti descartó la visión terapéutica del economistaTomás Reichmann, del FMI, que manifestó que la Argentina sufría un problema"psicológico". Con la experiencia de haber entrevistado a numerososproductores en el interior, De Ferranti dijo que la principal dificultad queafrontan estos hombres de negocios no es la falta de proyectos, sino la carenciade medios para acceder a los mercados internacionales.

Lentitud del crédito

Más allá de los factores externos que afectaron a la Argentina -elevadoprecio internacional del petróleo y debilidad del euro frente al dólar-, Perryadmitió que existen ciertos factores internos, como el lento crecimiento delcrédito, que también contribuyeron a que la economía no despegue. Los tresmosqueteros de la entidad que preside James Wolfensohn llegaron a Buenos Airespara mantener diversas reuniones y para presentar el capítulo local del ReporteEconómico Mundial que dio a luz en la asamblea del BM y el FMI desarrollada enPraga en septiembre último.

En el informe se señaló que, para combatir la pobreza, es tan importante elcrecimiento económico como un cambio "institucional y social" quetome en cuenta la población marginada.

Casi la mitad de la población mundial, unos 2800 millones de personas, vivencon menos de dos dólares diarios. En este contexto, Perry reconoció que sibien la Argentina logró un notable incremento del PBI per cápita en la décadapasada, los problemas sociales se deterioraron.

Machinea recibió una copia de este informe en la segunda entrevista quemantuvo con Stern y De Ferranti en menos de un mes. Además del ministro,estaban el secretario de Finanzas, Daniel Marx, y el represent

Temas en esta nota

    Cargando...