El campo para; ¿y la gente?

Por
13deOctubrede2000a las08:50

Según los organizadores, no habría problemas de desabastecimiento · Ya haystock suficiente de carne
Por MATIAS LONGONI. De la Redacción de Clarín.

El paro agropecuario, que comenzará el lunes y se extenderá a lo largo detoda la próxima semana, se sentirá especialmente en el interior del país y noafectará el suministro de alimentos a la población. Esta evaluación corriópor cuenta de los propios organizadores de la protesta, la primera que el camporealiza contra el gobierno de Fernando de la Rúa.

Sin resultados que permitieran levantar la medida de fuerza, los dirigentesde la Federación Agraria Argentina (FAA), Coninagro y Confederaciones RuralesArgentinas (CRA) clausuraron anteanoche las negociaciones con el Ministerio deEconomía y ayer dedicaron todo su tiempo a la organización del paro.

También endurecieron su discurso: "El objetivo del paro es instalar ladiscusión sobre la necesidad de modificar el rumbo de la políticaeconómica", dijo Eduardo Buzzi, de la FAA.

Con unos 100 mil pequeños productores, esa organización tiene una fuertepresencia gremial en Santa Fe, Córdoba, Chaco y algunas economías regionales.Y promete garantizar la presencia constante de productores a la vera de lasrutas, velando por el cumplimiento de la consigna central del paro: que losproductores no envíen ni granos ni hacienda a los mercados desde el lunes 16hasta el sábado 21.

En CRA, que agrupa a unas 300 sociedades rurales en todo el país, dieronlibertad a cada región para manifestar de la forma que decida. En ese marco,Dardo Chiesa, presidente de la poderosa Confederación de Asociaciones Ruralesde Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), anticipó a Clarín que realizaránmovilizaciones en diversas localidades. La más grande sería en Junín,posiblemente el viernes 20.

Ese dirigente, además, descartó que pueda haber riesgo dedesabastecimiento. "En las rutas se van a dejar pasar los camiones conleche, frutas y otros alimentos perecederos", aseguró, aunque aclaró:"A lo mejor se demora algún camión de forma simbólica".

Chiesa enfatizó que la idea de los productores "es tratar de molestarlo menos posible a la gente, porque también está bastante caldeada y no lomerece". Y señaló que el paro apunta a "unir a la mayor cantidad deentidades con actividad económica en el interior". En ese sentido, revelóque en algunas zonas también pararán los transportistas. Y adelantó quemuchos comercios avalarán la medida de fuerza pegando en las vidrieras de loslocales un cartel que ya está impreso y dice: "Adherimos al paroagropecuario".

Claro que el mayor escaparate de la protesta rural promete ser el Mercado deLiniers, donde se espera un escaso ingreso de animales. El presidente del Centrode Consignatarios, Ignacio Gómez Alzaga, evaluó que, como en paros anteriores,los corrales amanecerán casi vacíos, "en parte porque la adhesión seráalta, porque habrá gente que no va a querer mostrarse y porque siempre haytemor a los piquetes".

Para el especialista, sin embargo, los porteños no tendrán problema paraencontrar carne en supermercados y carnicerías. "Hasta el miércoleshabían entrado 50.000 cabezas de ganado, contra un promedio semanal de 47.000,y para mañana (por hoy) esperamos entre 15.000 y 18.000 animales más. Creo queel mercado va a estar suficientemente abastecido", evaluó.

Otra región donde los productores amenazan con piquetes y cortes de ruta esla Mesopotamia, en especial Entre Ríos, donde la semana pasada muchoschacareros se sumaron a los camioneros en el corte de la ruta 14. Allí, losproductores ya tienen previsto montar guardia en dos puntos clave para vaciarlos caminos de camiones: el puente Zárate-Brazo Largo y el túnel subfluvialParaná-Santa Fe.

Temas en esta nota

    Cargando...