Opinan que empezó ya una lenta salida de la recesión

17deOctubrede2000a las08:16

La economía encaró una «lenta salida» de la recesión, aunque es«difícil imaginar» para lo que resta del año una «mejora significativa» dela tasa de riesgo país y, por consiguiente, también en el «ánimo y laconfianza» de los inversores locales y extranjeros, asegura un informe de laFundación Capital.

La entidad considera que la economía aún se encuentra «estancada», debidoa la desconfianza de los consumidores e inversores «en el accionarpolítico-económico del país».

Los sectores más perjudicados por esta situación, según el trabajo, sonlos ligados a industrias que dependen del consumo del mercado interno, enespecial, los bienes durables, y también alimentos, bebidas, construcción,automotor, papel, textil y calzado.

El trabajo realizado por la Fundación analiza las ventas y resultadostrimestrales de una muestra de 70 empresas cotizantes en la Bolsa de Comercio,que representan cerca de 90% de la facturación total del conjunto de empresaslistadas en ese mercado y que también explican más de 90% de sucapitalización bursátil.

Otros sectores que sobrellevan la recesión con niveles estancados de ventasy utilidades, son los vinculados a servicios públicos, y que en algunos casos,presentan mercados cautivos, como electricidad, energía y telecomunicaciones.

Superación

Sólo los bancos y las empresas petroleras constituyen los únicos sectoresque consiguen superar la crisis, según la Fundación Capital.

Los bancos, por ejemplo, registraron rentabilidades promedio superiores a 10por ciento durante el primer semestre de 2000, en comparación con igualperíodo del año pasado.

Por su parte, las petroleras tuvieron ganancias récord en este semestre,como consecuencia de los valores del crudo a nivel internacional, que orillólos 40 dólares por barril, duplicando su valor con respecto al año anterior.

«Este aumento en el precio internacional del petróleo repercutió tambiénen los sectores petroquímicos y en el siderúrgico, por el aumento de losproductos derivados en el primer caso lo que ha permitido a este sector mejorarsus pérdidas y debido a la recuperación del precio en el mercado internacionalque experimentaron los tubos de acero que se utilizan en la industria petroleraen el segundo caso», explica el estudio.

De esta forma, los resultados totales del primer semestre del año, si seincluye el sector petróleo, suman cerca de 1.344 millones de pesos, 29 porciento más que en el total registrado en los primeros seis meses de 1999.

Pero si se excluyen las utilidades de las petroleras, los resultados pasan de663 millones de pesos en el primer semestre de 1999, a 449 millones en igualperíodo de este año, lo cual implica una caída de 32 por ciento en lasganancias netas del conjunto de empresas del país.

Continuación

Con respecto al sector automotor, la entidad que lidera el economista MartínRedrado asegura que la situación «continúa siendo mala» debido a que el PlanCanje «no logró satisfacer las expectativas de venta deseada» y a lascomplicaciones que traen «las idas y vueltas en la negociación del régimenautomotor con Brasil». Mientras que la producción de automóviles en el primersemestre se incrementó más de 35%, las ventas a los concesionarios registraronuna reducción superior a 2%.

«Resumiendo, al comparar las ventas y resultados del primer semestre contraigual período del año anterior se percibe una continuación, tanto delamesetamiento de las ventas de las empresas cotizantes como así también de losmenores niveles históricos de utilidades obtenidos por las mismas durante elperíodo analizado», asegura la entidad.

Si se analiza el endeudamiento financiero de las compañías cotizantes enBolsa, se advierte que el stock de deuda total cayó 18 por ciento entre elsegundo semestre de 1999 y el primero de 2000.

«Esta disposición

Temas en esta nota

    Cargando...