Cavallo: la crisis es más política que económica

17deOctubrede2000a las09:28

El ex ministro sostiene que el país puede crecer el 7 por ciento, pero quelo frena el internismo político

Hoy recibe un doctorado honoris causa en la Universidad de Bologna

BOLOGNA, Italia.- En el escenario de crisis del país, pocas veces como ahoraDomingo Cavallo mide sus palabras y las usa con cautela.

Sabe que cualquier matiz puede alterar el sentido con que se lo escucha desdelos centros de poder financiero internacional, donde ya se encendió alguna luzamarilla para el tablero de la Argentina.

Pero no por eso deja de ser claro: "En la Argentina hay tanto pesimismoque inversores extranjeros que tenían decididos negocios en el país los estánrepensando. Sobre eso hay que llamar la atención", dijo.

Advirtió también que la angustia de los ciudadanos "es muygrande" y que por esa razón es necesario que la gestión de Fernando de laRúa recupere la fuerza y la claridad que "perdió desde que se desató lacrisis que llevó a la renuncia" del vicepresidente Carlos Alvarez.

El líder de Acción por la República rescató la figura del ministro JoséLuis Machinea, pero cuestionó la forma en que se trabaja políticamente."El Gobierno -dijo- necesita de un plan económico explicable y claro y deequipos de trabajo coherentes, que trabajen juntos para llevarlo a cabo. Esnecesario terminar con el internismo político que mina todo esfuerzo."

Para Cavallo, las dificultades que padece ahora la Argentina son denaturaleza política más que económica. O de una íntima asociación de ambosfactores. Y ese convencimiento marca el rumbo de la conversación. "Parasuperar el momento hace falta un gobierno fuerte y la fortaleza viene no de unosolo, sino de la unión de De la Rúa y Alvarez", dijo.

A diez meses de gobierno, comparó la situación de la administración de Dela Rúa con las "dificultades" que vivió el gobierno de Carlos Menemdurante el primer año y medio de su gestión, hasta que en febrero de 1991-cuando se lanzó el plan de convertibilidad- se formaron equipos de trabajotras un programa de gobierno consistente. "Lo mismo puede pasar ahora. Siel gobierno clarifica sus ideas y las implementa con un equipo coherente",aseguró.

El ex ministro de economía pronosticó que, con esos ingredientes, laArgentina puede rápidamente recuperar el ritmo de crecimiento y aumentar sunivel de inversiones hasta un 7% anual. "No son expresiones de deseos, esla realidad", aseguró al adelantar así parte del diagnóstico económicoque presentará en Buenos Aires el 24 del actual.

"No es un plan. Sólo son opiniones", subrayó, e insistió en quenada hay de los rumores sobre un supuesto ingreso en el equipo de gobierno."Nadie me lo ha ofrecido, yo tampoco lo considero y no creo que sea lorelevante en este momento", dijo.

Cavallo se encuentra desde ayer en Bologna, donde hoy su reconocidaUniversidad lo honrará con un Doctorado Honoris Causa por su trabajo en lafunción pública. Lo que sigue es parte de la conversación que mantuvo con LaNación.

-¿Qué es lo que más inquieta de la economía argentina?

-La crisis de gobierno. La renuncia de Alvarez puso en crisis, más que a laAlianza, al Gobierno. Para superarla hace falta fortaleza, y esta viene de launión de De la Rúa y Alvarez. Estoy confiado en que puedan recuperar larelación.

-¿Qué es mejor para la economía, invertir energías en blanquear laruptura o en tratar de recomponerla?

-Alvarez fue elegido para gobernar. Su renuncia no es buena señal. De laRúa tiene que lograr que regrese al Gobierno. Una buena función sería la dejefe de Gabinete -y esto no es una crítica a Chrystian Colombo, que es unhombre capaz. Pero en un esquema de esa naturaleza, la jefatura de gabinete, yel propio Alvarez, tendría un poder mucho más expeditivo.

-Si no se logra, ¿cuál será la lectura en los centros del poderfinanciero?

-La de un gobierno má

Temas en esta nota

    Cargando...