Crece enfrentamiento de gobierno y productores

18deOctubrede2000a las08:49

Con mermas en el comercio de ganados, cereales y la detención de camionesbrasileños y chilenos en la Ruta 14 la segunda jornada de paro agropecuariomostró el antagonismo entre el gobierno y la dirigencia del campo: lasentidades amenazaron con prolongar la medida de fuerza por tiempo indeterminadomientras el gobierno ratificó que no cederá a las medidas pedidas querondarían en un aporte de u$s 400 millones para el Estado.

Los organizadores de las entidades del campo analizan seguir las denominadasjornadas de protesta contra el gobierno ante el aumento de las adhesiones queestán logrando en diversos puntos del país, donde productores se autoconvocanjunto a la comunidad y realizan caravanas, concentraciones en plazas y lleganhasta las rutas donde se suman a los manifestantes.

El mayor impacto se registró en el Mercado de Hacienda de Liniers, dondesalieron a remate 682 cabezas de ganado vacuno, sólo 6% de lo que se operahabitualmente. El mercado concentrador de ganado siempre es considerado eltermómetro de la protesta. En consecuencia, los dirigentes indicaban ayer que95% del campo adhirió a la acción gremial en contra del gobierno de Fernandode la Rúa.

Sin negocios

«Por convicción o por preocupación, no transitan camiones en las rutas yla actividad es casi nula», decían ayer en el mercado de granos. Lo cierto esque la plaza física -con entrega inmediata- no registró movimientos ayer y secree que así continuará toda la semana. «No hay negocios ni actividad»,confirmaban ayer en la Bolsa de Cereales tras observar que aún en el mercado defuturos se registró un recorte en la actividad como efecto colateral de laprotesta. En efecto, la semana pasada se aceleraron las descargas y, por estasemana, no hay embarques pendientes que obliguen a transitar fletes con granos.En tanto, la distribución de frutihortícolas no mostró complicaciones y laoferta fue normal en el Mercado Central de Buenos Aires.

Sin embargo, la huelga del campo no afectará el abastecimiento de alimentosdebido a que los frigoríficos, las empresas alimentarias y las cadenas desupermercados aumentaron sus compras en previsión de una escasez de productos.

Las entidades del campo, a excepción de la Sociedad Rural Argentina (SRA),organizaron la protesta «para demostrar que la situación está difícil parael sector y que sólo reclamamos medidas razonables que ayudarían a recuperarla rentabilidad perdida», según decía anoche a Ambito Financiero, ManuelCabanellas, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

La protesta fue anunciada la semana pasada, después de que la dirigenciarechazó un minipaquete de medidas anunciadas por el ministro de Economía,José Luis Machinea, las que apenas rozaban los pedidos del sector como laeliminación de los impuestos considerados distorsivos. Por el otro lado, elgobierno nacional condicionó las negociaciones con los productoresagropecuarios al levantamiento del paro sectorial. Machinea, admitió que «hayalgún sector de los productores agropecuarios que tiene problemas», perosubrayó que «ahora no hay recursos para hacer las concesiones que piden».Asimismo, el ministro destacó que en el proyecto del presupuesto nacional 2001«hay una reducción del impuesto a los intereses de los créditos que ellospiden» Al término de la reunión de gabinete, el titular del Palacio deHacienda buscó reducir las expectativas de los reclamos agropecuarios: «Elgobierno fue dando respuestas, no todas las que pedían, pero fue tomandomedidas durante estos meses en beneficio del sector. Ahora piden 300 o 400millones de pesos más, pero no tenemos esa cifras», lanzó Machinea.

En tanto, el secretario de Agricultura, Antonio Berhongaray, se alineó conMachinea y se lamentó que «nos duele, y pensamos que si durante el gobiernoanterior pasaron 8 o 9 años sin un paro del campo, seguramente después de todoel esfuerzo que hace esta admin

Temas en esta nota

    Cargando...