Ahora es Brasil el que cae por la crisis de la Argentina

Por
24deOctubrede2000a las08:43

San Pablo - El dólar en Brasil llegó ayer a 1,90 real, el valor más altodel año, ante la gran demanda de divisas de los inversores que temen que lacrisis económica argentina los arrastre.
La salida de inversores extranjeros de la Bolsa brasileña complicó más lasituación.

La suba de 0,4% del dólar llevó al real a su peor nivel desde el 1 dediciembre pasado cuando la divisa de Estados Unidos cerró a 1,91 real.

De la misma manera que en enero de 1999 la crisis brasileña impactó fuerteen la Argentina, ahora se produce la misma situación pero en direccióninversa.

En Brasil temen, y con razón, que la Argentina tenga grandes dificultadespara conseguir en los mercados internacionales el dinero que necesita pararefinanciar su deuda externa.

Esta situación los arrastraría porque también tendrían dificultades conlas tasas de interés en cada emisión de bonos en dólares.

Dificultades

El movimiento viene desde el Norte, donde las empresas privadas con mejorcalificación crediticia que los gobiernos de Brasil y la Argentina tienenenormes dificultades para que les presten a tasas accesibles.

Ayer la demanda de dólares se intensificó en el mercado marginal brasileñodonde la divisa se pagó hasta 2 reales para la compra y 2,05 para la venta. Eldólar para el turismo se cotizó a 1,89 real para la compra y 1,95 para laventa, lo que equivale a una suba de 0,51%.

Pero no toda la culpa está en la Argentina. El decepcionante comportamientode la balanza comercial brasileña, que terminará sin superávit este añocuando se le prometió al FMI que iba a ser positiva en 5 mil millones dedólares, desalentó a los inversores.

El encarecimiento del petróleo (Brasil importa 50% de su consumo) provocóel desequilibrio. En la tercera semana la balanza comercial mostró un déficitde 187 millones de dólares.

Por otra parte, la decisión del Banco Central de no subastar la totalidad deun lote de bonos ajustables por 820 millones de dólares, como estaba previsto,agudizó la demanda de divisas en el mercado marginal.

También las acciones sintieron el impacto. La Bolsa de Valores de San Pabloterminó ayer 3,71% abajo con el índice Bovespa en 13.989 puntos. El vierneseste índice había bajado 2,12%.

Los títulos públicos de la deuda no quedaron al margen. El bono Cbrasileño bajó 1,3% a 73,31 dólares y su rendimiento aumentó a 13,63% ymantiene una brecha con los bonos del Tesoro norteamericano de 781 puntosbásicos.

Hay quienes atribuyen la fuerte caída de los mercados brasileños a lasalida de extranjeros de la Bolsa, lo que también explicaría el alza deldólar.

Temas en esta nota

    Cargando...