Mermas en cosechas internacionales y aumentos en la demanda mundial

Por
26deOctubrede2000a las08:27

Mejoran las perspectivas para exportación de trigo, maíz y soja

C. FEDERAL.- Las mermas en cosechas internacionales y aumentos en la demandamundial de trigo y maíz, que se proyectan para este año, aparecen como losdisparadores más fuertes para consolidar la cotización de ambos granos duranteeste ciclo agrícola, de acuerdo con las últimas estimaciones difundidas por elDepartamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

Para la soja y el girasol, en cambio, las perspectivas no se presentan tanfavorables para Argentina, en principio por la importante red de seguridad conque cuentan los productores del Hemisferio Norte, a raíz de los precios sosténque se les asegura desde el gobierno para los dos productos.

Un dato de mayor incidencia para las exportaciones locales de oleaginosasestá dado por la debilidad del euro frente al dólar, que en las últimassemanas registró su mayor baja histórica, y cuya mayor demanda se producedesde los países de la Unión Europea(UE).

Los dos commodities agrícolas, según se evalúa en el circuito comerciallocal, resultarían los más perjudicados por el desbalance entre ambas monedas,que se traduciría en una importante disminución en los precios mundiales de lasoja y el girasol.

En el caso de la soja, si bien se espera una mayor participación deimportadores asiáticos en el mercado mundial, para Argentina, donde se aguardauna cosecha récord de la oleaginosa, en comparación con la del ciclo agrícolaanterior, la comercialización del grano dejaría menores ingresos de losesperados al inicio de esta campaña que, a valores de plaza rondaba los 180dólares por tonelada FOB cuando se implantó, frente a los 177 a que secomercializa actualmente.

Para un volumen de cosecha estimado en los 22 millones de toneladas yconsiderando las tendencias a la baja de los contratos a futuro para el grano,la venta de la zafra global se reduciría en alrededor de 500 millones dedólares, de acuerdo con las proyecciones que reflejan las Bolsas de Cereales yMercados a Término de Buenos Aires y Rosario.

Para el girasol, además de la reducción que operó en la siembra de laoleaginosa este año, que por bajos precios cedió tierras a las campañastriguera y sojera, las perspectivas continúan desalentando a la producción ylos exportadores.

En este caso juegan no sólo la baja en las cotizaciones mundiales del grano,sino especialmente los fuertes aranceles de importación para aceites vegetalesque dispusieron países como la India y China, que impiden colocar el productocon valor agregado en esas plazas, en términos de competitividad. Si bien desdeel complejo oleaginoso y la industria aceitera local se reiteraron reclamos alGobierno para que se adopten medidas de contención para ambos sectores, quepermitan las exportaciones sectoriales, los pedidos empresariales todavía notuvieron respuesta desde el sector oficial, comentaron desde la Cámara de laIndustria Aceitera de la República Argentina (Ciara). (DyN)

Temas en esta nota

    Cargando...