Los ruralistas todavía no prepararon su contraofensiva

Por
31deOctubrede2000a las08:14

El agro está disconforme con las nuevas medidas

C. FEDERAL.- Los recientes anuncios económicos realizados por el Gobierno noconformaron a la dirigencia del campo y aunque los productores agropecuariossostuvieron que son insuficientes para reactivar la crisis del sector, losruralistas todavía no prepararon su contraofensiva para debatir con lasautoridades qué medidas deben implementarse de inmediato para motorizar a laproducción y recuperar la rentabilidad del agro.

En concreto, las entidades del campo se limitaron a repetir que faltansoluciones de fondo para el sector, pero no salieron a precisar el alcance delas medidas que necesitan, por lo menos las más viables, para poner en marchala recuperación de la producción primaria.

Desde que finalizó el paro rural, la dirigencia aparece dispersa, conmódulos individuales de reclamos y con proyecciones, en búsqueda de solución,que no van más allá de la amenaza de concretar nuevas acciones gremiales.

Ninguno de los referentes ruralistas buscó, todavía, un acercamiento conlas autoridades nacionales para retomar el diálogo, interrumpido por la medidade fuerza que adoptaron tres de las cuatro entidades más representativas delagro nacional.

De hecho, y antes que concluyera la protesta del campo, las bases desbordarona los dirigentes. Extendieron las acciones gremiales más allá de la fechaprevista por los ruralistas e incluso, sin consultar a los gremialistas,anticiparon que regresarán a las rutas y concretarán movilizaciones deprotesta.

En la sede de las distintas entidades, en tanto, los dirigentes aparecierondesprendidos de sus dirigidos, abocándose a evaluar el alcance de los últimosanuncios económicos efectuados por el Gobierno.

Coincidieron, eso sí, en que la oferta oficial es insuficiente para revertirla crisis sectorial, pero después, no hubo ninguna declaración conjunta queaportara nuevas propuestas para el debate con los hombres del gobierno.

Insisten en que el diálogo debe retomarse a nivel del Presidente de laNación. Tienen claro que no comparten la idea de volver a tener como nexo a laSecretaría de Agricultura, pero no han definido aún qué paquete de reclamospuntuales le presentarían al jefe del Estado si les concede la tan reclamadaaudiencia, un encuentro que, dicho sea de paso, todavía no pidieron oficial niformalmente.

Entre tanto, la campaña agrícola de este año continúa su curso en mediode adversidades que, entre el clima poco favorable y el costo de los insumos,hacen prever una cosecha quizá elevada, pero de calidad dudosa, debido a laescasa tecnología de punta que se aplicó a los planteos agrícolas de la zafraen marcha.

Después de la protesta del campo quedó sobre el tapete el divorcio queexiste entre las búsquedas de los dirigentes y el ansia de soluciones quereclaman los chacareros, endeudados hasta el extremo de ver imposibilitadas susintenciones de ir cancelando créditos.

Incluso, los productores han anunciado, desgajados de sus dirigentes, quellegarían al extremo de suspender los pagos de impuestos y deudas contraídascon los bancos, mientras nadie, desde el gremialismo rural, salió a desmentir oapoyar esa postura de los hombres del campo. (DyN)

Temas en esta nota

    Cargando...