Pagaría 14% el gobierno por u$s 1.100 millones

06deNoviembrede2000a las08:14

Escribe Guillermo Laborda

El gobierno realizó intensas gestiones el viernes y el fin de semana antebancos locales y extranjeros para que participen activamente de la licitaciónde Letras del Tesoro (LETES) por 1.100 millones de dólares mañana, e inclusoquerían llevarla a 1.250 millones. En la misma se descuenta un fuerteencarecimiento crédito al país que llegaría a un mínimo de 14% anual a unaño de plazo.

El derrumbe de precios de títulos públicos del viernes, la suba a 13,5%anual de la tasa interbancaria (call money) al valor más alto desde el tequilaconspiraban contra el éxito de esta iniciativa, aunque finalmente estabaasegurado el financiamiento. El viernes en una reunión del secretario deFinanzas Daniel Marx con los 12 bancos que se encargan de vender las LETES en laplaza financiera había quedado evidenciada la dificultad del gobierno paraconseguir ese monto y a una tasa razonable. Incluso entidades norteamericanasseñalaron que la participación en la licitación de LETES estaba supeditada ala luz verde de las respectivas casas matrices en Nueva York.

Otros optaron por algo clásico: desprenderse el viernes de títulosargentinos como el FRB y los Bonos del Tesoro y recomprar LETES a precio másbarato (podrían continuar haciéndolo hoy en Nueva York pese al feriadobancario aquí). Reducen posición y la recuperan a precio menor bajo la formade LETES.

Lo que el gobierno está licitando son $ 250 millones en LETES a tres meses,$ 350 millones en LETES a seis meses y $ 500 millones a un año de plazo. Enrealidad no es dinero nuevo lo que se busca, sino la renovación directa de esosmismos instrumentos que vencen el viernes. De todas maneras cualquier decisiónque tomen es perdedora: si levantan o suspenden la licitación, (algo que no sehizo ni en las peores crisis desde que se lanzaron las LETES en el ’96),provocaría un derrumbe en el mercado porque sería como reconocer que no haycréditos para el país, ni siquiera en la plaza local. Y si la mantienen,deberán convalidar tasas altas como la mencionada de 14% anual como mínimo,otra mala señal a inversores.

Hoy a las 12 se producirá en el Ministerio de Economía un nuevo encuentrode Marx con los 12 representantes de los bancos denominados Creadores de Mercadoen los que se analizarán diferentes alternativas. Una de ellas es quedirectamente Marx decida que en lugar de realizar licitación de $ 500 millonesde LETES a un año, se la pase a menor plazo. Otra es reducir el monto alicitar, algo más peligroso.

El mercado claramente juega en contra: el rendimiento de los Bonos del Tesoro2001 y 2002 trepó a 16% en dólares. Incluso hasta los menos optimistasmencionan que las elecciones de mañana en Estados Unidos agregan una cuota deincertidumbre adicional, con los banqueros en Nueva York atendiendo más alposible desenlace de uno de los comicios más reñidos de la historia.

Muchos banqueros locales dudaban de salir plenamente a respaldar nuevamentecon créditos. Hace 15 días se comprometieron a dar 1.200 millones de dólares,ahora se suman estos $ 1.100 millones, la semana próxima 100 millones más porun bono pagaré y a la siguiente entre 300 y 500 millones de dólares más enBonos del Tesoro a 3 y 5 años. El cronograma no ayuda.

La situación encima no es fácil porque coincide con otros factores. Enprimer lugar la Secretaría de Hacienda no está girando a las AFJP el dineroque les ingresa por la moratoria previsional, y no da señales de hacerlo en elcorto plazo. «Hay problemas de sistemas», aducen, según señaló un operadorlocal sospechado de la excusa oficial.

Coincide también con una caída leve, pero caída al fin, de los depósitosdel sistema (cancelaron algunos plazos fijos corporativos) y de las reservas.Por último, coincide con una decisión del Banco Central: decidieron suspenderlos pases activos, un mecanismo por el cual otorgan créditos a entidadesfinancieras

Temas en esta nota