La mejor política económica será no tocar la economía

08deNoviembrede2000a las08:53

Escribe Michael McKee de Bloomberg

Washington - Para los economistas, lo mejor que el nuevo presidentenorteamericano puede hacer por la economía es no hacer nada. El desempleo estáen 3,9%, la tasa más baja en 30 años. Antes de este año, el índice Standard& Poor’s de 500 acciones registró cinco años consecutivos de réditos de20% o más. Y gracias a que la tasa de las hipotecas a 30 años ha estado a unpromedio de 7,5% durante los últimos tres años, la posesión de viviendas seencuentra al nivel sin precedentes de 67,7%.

Los economistas esperan que para fin de año el crecimiento económico habrásuperado 5%, lo que sería el mejor desempeño desde el fin del primercuatrienio del presidente Ronald Reagan en 1984.

«Esta vez el desafío es conservar la prosperidad económica, no crearla»,dijo Richard Berner, economista jefe para Estados Unidos en Morgan Stanley DeanWitter en Nueva York.

La mayoría de los analistas espera un crecimiento menos veloz, pero nolento, en 2001. El último sondeo de economistas de «Bloomberg News» muestraque esperan que la economía se expanda alrededor de 3,7% durante los próximos12 meses. Compárese esto con la tasa de crecimiento de apenas 0,9% entre elcuarto trimestre de 1990 y el cuarto trimestre de 1991, período que incluyó laúltima recesión estadounidense.

Si bien la economía revivió antes de las elecciones presidenciales, yllegó a expandirse a un ritmo anual de 3,1% en el tercer trimestre de 1992, losbeneficios no se propagaron con bastante rapidez como para salvarle el puesto alentonces presidente George Bush.

Tasas

El desempleo estaba en 7,3% el día de los comicios de 1992. El rédito totaldel índice Standard & Poor’s 500 fue un poco más de 4% aquel año. Elrendimiento del bono del Tesoro de Estados Unidos a 30 años era 7,7%, y la tasade interés para las hipotecas de 30 años era 8,29%.

Cuando Bush padre se postuló contra Bill Clinton, el objetivo de la ReservaFederal para la tasa bancaria de un día estaba bajando de 4% a 3%, y Bush sequejaba de que las tasas de interés estaban demasiado altas luego de larecesión de 1990 y 1991. Hoy, la tasa bancaria de un día, a 6,5%, está másde un tercio más alta.

Como el desempleo está bajo, el ingreso real disponible subió 3,5% durantelos últimos seis meses y la confianza del consumidor se halla justo 5% pordebajo del pico de enero pese a los altibajos de la Bolsa de Valores y elencarecimiento del petróleo, se prevé que el gasto en consumo siga fuerte.

«Si el consumidor representa dos tercios de la economía en general, esdifícil imaginar que haya una recesión en un futuro cercano», dijo SteveSlifer, economista jefe en Lehman Brothers Inc. en Nueva York.

Los segmentos de la economía que son más sensibles a las tasas de interés,se hallan en buen estado. Las ventas de nuevas viviendas subieron 9,2% ensetiembre, lo cual fue el aumento más veloz en seis meses, y van camino a tenerel segundo de los mejores años que se conozca.

Automotores

Las ventas de automóviles van rumbo a superar la marca mayor de 16,96millones de autos y camiones livianos vendidos el año pasado. La tasa de ventasanuales de octubre ajustada por estacionalidad subió a 17 millones, de 16,8millones un año antes, dijo la firma Autodata.

«Aunque hay algunos indicios de moderación en la industria, nuestras ventassiguen avanzando a un paso muy saludable», dijo Bill Lovejoy, vicepresidente deGeneral Motors Co.

Las empresas siguen invirtiendo en tecnologías que aumentan laproductividad. El informe gubernamental sobre el Producto Interno Bruto deltercer trimestre mostró un crecimiento más lento en el gasto general enequipamiento empresarial.

Esto encubrió la fuerza de los gastos en computadoras y programasinformáticos, que aumentaron 55,5% y 19,9%, respectivamente. Estas inversioneselevaron la produ

Temas en esta nota

    Cargando...