Se agravó el país

09deNoviembrede2000a las09:00

Bajó ayer otros dos puntos el título argentino FRB y prácticamente laArgentina está a nivel de Rusia (ver cuadro en Contratapa) cuya economíaestalló en agosto de 1998. O el nivel de Brasil -hoy recuperado- cuando debiódevaluar en enero de 1999. El riesgo-país creció en un día 10% para laArgentina. La tasa entre bancos subió del cierre del martes a 15% a 23% ayer.Empresas de segunda línea ya no tienen créditos bancarios por la agudasituación. Las de primera línea pagan muy alto interés, por ejemplo PérezCompanc 25% anual por un día y otras más todavía en un país con inflaciónanual negativa en 1,8%. La Bolsa bajó 1,7% pero casi sin operar. Los mercadoscaerían más aún en la Argentina si no fuera que se arriesgan a un cambio delministro José Luis Machinea que pudiera provocar una recuperación brusca.

Anoche se hablaba del economista superortodoxo Ricardo López Murphy comoministro de Economía, quien para aceptar el cargo exigiría dos condiciones: elcrédito directo del Tesoro de Estados Unidos por 16.000 millones de dólares. Yen lo político una verdadera alianza que sustente al gobierno, no con elFREPASO con quien ganó la elección en octubre de 1999 sino con alguna ala deljusticialismo, preferentemente los que hoy tienen buena parte del poder real delpaís, los gobernadores de ese partido en las principales provincias.

Si ésa es la postura de López Murphy es tan lógica como difícil deconseguir. En Estados Unidos, si llega a ganar George Bush hay poco o ningúncontacto con el actual gobierno argentino. La real fuerza con Bush la tiene elex presidente Carlos Menem, amigo personal de Bush padre e hijo, a quien habríaque recurrir y eso es parte del acuerdo político que en el peronismo tiene ungrave inconveniente: no puede haber acuerdo de mediano tiempo porque enfrentanla elección del año que viene, en setiembre, cuando se renueva media Cámarade Diputados y la totalidad del Senado, que es hoy el baluarte institucional,por su mayoría, de los justicialistas.

Si, en cambio, ganara Gore el gobierno norteamericano tiene avanzadasgestiones con los demócratas de Bill Clinton para el crédito contingente. Todoesto es el nudo gordiano de donde la Argentina no puede salir.

Un grave error del gobierno fue buscar congraciarse con el renunciantevicepresidente Carlos Chacho Alvarez y aceptar su exigencia de sacar delgobierno al banquero Fernando de Santibañes que contenía a los mercados.

Se dice que López Murphy viajaría a Washington pero no puede resolver lacuestión de un cogobierno con el justicialismo y Menem. Además, la situaciónargentina está complicando a Brasil donde la angustia del vecino y de laregión se mide por la suba diaria del dólar.

Por si faltaran agravantes al momento argentino el NASDAQ (índice de lasempresas tecnológicas) bajó 5,4% en Wall Street, lo cual atemoriza a losinversores internacionales que ya sufren grandes pérdidas. Además, la sólidaeconomía de México tuvo ayer baja bursátil y suba del dólar con lo cualentre ese país por el Norte y la Argentina por el Sur podrían provocar uncimbronazo económico-financiero fuerte en Latinoamérica, algo que generalizael peligro.

El viernes en el coloquio de IDEA, que comenzó ayer, habrá anuncios delgobierno, en oportunidad de hablar el presidente De la Rúa. Antes, quizámañana, lo harán el canciller Adalberto Rodríguez Giavarini y posiblemente elministro de Economía, José Luis Machinea. Habría anuncios importantes, porcaso ratificar la desregulación desde enero de las obras sociales que bajaríacostos a las empresas. Un pacto fiscal nuevo con las provincias (que sefirmaría el próximo martes con los gobernadores), la elevación de la edad dejubilación de la mujer a los 65 años (hoy 60 años), la eliminación odisminución de la llamada «prestación básica universal» (PBU) por el cualel Estado garantiza un mínimo de percepción jubilatoria la pague una AFJP o elmismo Es

Temas en esta nota