Reclaman beneficios para exportar

10deNoviembrede2000a las08:57

Según un sondeo, el 36% de los empresarios pide una reducción impositiva,mientras que un 21% prefiere recibir incentivos

Sobre las perspectivas para 2001, el 46% cree que mantendrá o aumentará susventas

Javier González Fraga dijo que hay que triplicar los envíos al exterior

Forteza, Mondino, Rodríguez Giavarini y González Fraga

MAR DEL PLATA.- Mientras el canciller Adalberto Rodríguez Giavarini sostieneque el enemigo por vencer para lograr el aumento de las exportaciones argentinases "el conjunto de prácticas proteccionistas que forman parte del sistemacomercial internacional", una buena porción del empresariado pretende delGobierno soluciones domésticas a la cuestión, tal como muestra el trabajorealizado por D'Alessio- Irol-Harris tras interrogar al respecto a directivos ygerentes de 200 compañías, durante octubre último.

En efecto, en tanto el ministro de Relaciones Exteriores, AdalbertoRodríguez Giavarini, detallaba a los asistentes al 36º Coloquio Anual delInstituto para el Desarrollo Empresarial Argentino (IDEA) cuáles son lasprincipales líneas de acción del Gobierno para "eliminar esos obstáculosque afectan nuestra integración con el mundo". A la pregunta ¿qué leshace falta para exportar?, el 36 por ciento de los encuestados pidió que sebajen los impuestos, el 29 por ciento reclamó políticas gubernamentalesespecíficas y el 21 por ciento que se creen incentivos.

Con todo, al describir cuál es el horizonte que advierten para los próximos12 meses, el 46 por ciento de los hombres de negocios respondió que aumentaráo mantendrá en el mismo nivel sus ventas al exterior, un 3 por ciento cree queexportará por primera vez y el 19 por ciento está convencido que no podráhacerlo si no cambia este escenario.

Por su parte, el funcionario hizo hincapié en que "se trabajaarduamente en la lucha contra el proteccionismo en las negociacionesmultilaterales, en el fortalecimiento del Mercosur, en las negociaciones conotros bloques para mejorar el acceso a sus mercados, en la liberalización delcomercio en nuestro continente y en el establecimiento de acuerdos bilateralescon países que se integran al comercio multilateral".

La unanimidad se hizo presente cuando el resto de los panelistas sentenció ala Argentina "a incrementar drásticamente sus exportaciones, a mástardar, a mediano plazo.

Los matices regresaron al cuantificar ese aumento.

Para el economista Javier González Fraga, el país "debe atreverse atriplicar sus ventas al exterior en el próximo quinquenio; es decir, hay quellegar a los 75 mil millones de dólares por año".

"No digo esto porque sea simpático -continuó- o porque debamosparecernos a los grandes países, sino porque se trata de una necesidadimperiosa, dada la deuda externa que tenemos, el desempleo que debemos eliminary la necesidad de crecimiento."

"En síntesis -completó-, es la única salida ante los graves problemaseconómicos que sufrimos.

Esta es la única salida ante los problemas económicos que sufrimos",añadió.

El consultor Jorge Forteza sostuvo que deben duplicarse esas operacionesantes de 2010 y Guillermo Mondino, representante de la Fundación Mediterránea,le puso tres años como techo a ese lapso.

Para cumplir dicha ilusión, el especialista destacó que "laincorporación de nuevas tecnologías será clave para acceder a losmercados".

"Sin contar con que estas innovaciones tienen como correlato en laempresa la disminución de costos y la mayor eficiencia, sin que eso signifiquemodificar severamente la estructura corporativa o la de personal. En estascondiciones se han medido en los EE.UU. aumentos de productividad próximos al50%", explicó.

"Exportar no es el fin sino la lógica de la venta al exterior",apuntó a su turno Fernando Orís de Roa, titular

Temas en esta nota