Duro debate en el Gobierno por la reforma previsional

Por
16deNoviembrede2000a las08:02

La eliminación de la PBU no será completa, según el decreto que seconocerá hoy o mañana

El Presidente dijo que los cambios podrían llevarse adelante mediante unaley

Pero luego dijo que habrá un decreto

De todos modos, se intenta suavizar la letra de la norma

La reforma previsional provocó ayer un fuerte cruce dentro del Gobierno entrelos partidarios de sancionarla por ley y aquellos que sostienen que el decretoes la única vía para garantizar el éxito de las medida.

El presidente Fernando de la Rúa reflejó en sus declaraciones las dudasoficiales. Por la mañana, el jefe del Estado dijo que estudiaba implementar lareforma "a través de un decreto o mediante un proyecto de ley ya existenteen el Congreso". Según dijo el jefe del Estado a los periodistas en laCasa de Gobierno, "quiero ver los detalles del decreto y cotejarlo con esainiciativa (parlamentaria)".

Horas más tarde, el Presidente aclaró ante la misma audiencia que la víaelegida será un decreto, que podría conocerse hoy o mañana.

Entre una y otra declaración, el Ministerio de Economía recibió una ordende la Casa Rosada:"Hay que suavizar el proyecto de reforma".

En el Ministerio de Trabajo cumplieron con la premisa presidencial y por esarazón la eliminación de la prestación básica universal (PBU) será parcial,informaron anoche a La Nación fuentes oficiales.

En cambio, se confirmó el aumento gradual de la edad de jubilación a 65años la eliminación de la PBU y del régimen de reparto. Con perplejidad, losfuncionarios de Economía y Trabajo intercambiaron opiniones hasta la noche para(intentar) conformar a todos los sectores en pugna.

Más allá de la letra de la reforma, los integrantes del equipo económicoestaban asustados porque allegados a De la Rúa intentaban disuadirlo de apelara un decreto por el "costo político" que sufriría el Gobierno."Hay que dejar un espacio para ver si sale por ley", comentó a LaNación una fuente de la Casa de Gobierno.

Sin embargo, en el propio bloque aliancista ratificaron a este diario lafrase que el Presidente escuchó el sábado en la quinta de Olivos: "Elproyecto no pasa, evitemos el conflicto interno", le susurró un diputado.La diputada María América González (Frepaso) agregó un elemento deincertidumbre al declarar que "puede haber una reflexión" en el PoderEjecutivo para evitar el decreto en cuestión.

González, que anoche se reunió con el jefe de Gabinete,Chrystian Colombo,dijo que el primer mandatario "entendió la necesidad de discutir dentrodel recinto un tema tan importante".

Entre tantos debates, el proyecto volverá a la Secretaría Legal y Técnicade la Presidencia para la firma de todos los ministros, por su carácter de"necesidad y urgencia".

Pedido de los senadores

Esto ocurrirá si los senadores radicales no tienen éxito en su gestiónante el Presidente para que la reforma sea tratada por ley. En una nota firmadapor la totalidad del bloque presidido por Jorge Agundez, se pidió que elproyecto sea elevado al recinto. Un senador radical consideró que por medio deeste mecanismo se evitarían numerosos juicios derivados de la norma.

De todos modos, el cuestionamiento de los legisladores va más allá:"Laeliminación de la PBU (luego morigerada) y del régimen de reparto afecta laConstitución Nacional". Para completar las críticas, los senadoresopinaron que se debe borrar la elevación de la edad de jubilación de lasmujeres.

En esta sintonía, el diputado Juan Pablo Cafiero adelantó que el bloque delFrepaso se opone "a la forma y el fondo" de la iniciativa. Sinvueltas,Cafiero admitió que en el Gobierno "hay agitación por estetema".

Temas en esta nota

    Cargando...