La demora en las medidas puede complicar el blindaje

17deNoviembrede2000a las08:52

Economía quiere para hoy el decreto previsional, ante la llegada de lamisión del FMI

El nerviosismo propició rumores de renuncias en el Palacio de Hacienda

Ter-Minassian viene a Buenos Aires y de su veredicto dependerá el paquete deayuda financiera al país

"Son 20.000 millones de dólares o un grupo de diputados rebeldes".Con absoluta crudeza y pragmatismo, una alta fuente del Ministerio de Economíacomentó anoche a La Nación cuál es la estrategia elegida por el Palacio deHacienda ante las críticas de un considerable grupo de legisladores contra lareforma previsional, que llevaron a demorar el decreto presidencial paraimplementar este proyecto.

El camino del Palacio de Hacienda, se aclaró, implica que podría haberalejamientos si la decisión de la reforma previsional se demora más allá dehoy. "Si hoy (por ayer) o mañana (por hoy) el decreto de reformaprevisional no sale, este vasco va a estar muy, pero muy nervioso",confesó a La Nación un hombre de Economía, en referencia a Machinea. Unsegundo más tarde, la fuente lanzó otra advertencia:"No se juega confuego". A su lado, otro importante miembro del equipo económico advirtióque hoy los mercados podrían castigar con dureza esta indefinición.

Más aún, en Economía saben que cuando la subdirectora del hemisferioOccidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Teresa Ter-Minassian,aterrice en Buenos Aires en las próximas horas, esperará ver dos compromisoscumplidos para avanzar en el paquete de asistencia financiera a la Argentina pormás de 20.000 millones. Por un lado, el decreto de reforma previsional y, porel otro, el acuerdo con las provincias para congelar el gasto público por cincoaños.

La conducción del Palacio de Hacienda conoce que estas condiciones son lasmás deseadas por la poderosa funcionaria, que "no se conformará conmedias tintas", admitieron ayer a La Nación fuentes de Economía.

Por esta razón, Machinea, tras llamar a Washington ayer por la mañana parahablar con Ter-Minassian, ocupó buena parte de la jornada en intentar un avanceimportante en ambos frentes. Anoche, cuando los resultados no parecían ser muyalentadores en ninguna de las dos cuestiones, los nervios de Machinea secrisparon.

Apesar de las protestas de los legisladores del Frepaso y la UCR (de lo quese informa en la sección Política), en el Ministerio de Economía la consignaes sellar sin demoras las medidas anunciadas por el presidente Fernando de laRúa hace siete días.

Conformar a Teresa

La conducción de Economía jugará todas sus fichas para conformar aTer-Minassian, a quien consideran "clave" en la concreción delmegapréstamo. Esta estrategia implica rechazar la implementación de la reformaprevisional en "combo" (parte por decreto y parte por ley), opciónque se analizaba ayer en la Casa de Gobierno. "Esto no va a conformar anadie", sentenciaron a escasos metros de la Rosada, donde el Presidenteestaba reunido con sus colaboradores para decidir la ley o el decreto. En lamisma sintonía se pronunció una fuente que participó de las arduasnegociaciones con el Fondo desde Washington.

-¿La reforma previsional le interesa más a Economía que al FMI, como creenalgunos diputados?, preguntó La Nación.

-No es cierto, por tres razones: va a tener un efecto fiscal positivo en2002, genera más equidad y ayuda a la solvencia intertemporal porque baja loscompromisos futuros de gasto, respondió la fuente, con precisión y enojo. Delmismo modo, consideró que no hay espacio para "suavizar" laeliminación de la Prestación Básica Universal (PBU). "El Fondo no va aaceptarlo, porque a cambio de la desaparición de la PBU se impuso un aumento enla jubilación mínima", se explicó.

Desde la capital norteamericana, la fuente aclaró que si bien el BancoMundial (BM) y elBanco Interamericano de Desarrollo (BID) expresaron su apoyo alblindaje, no darán un paso

Temas en esta nota