Expectativa por la reacción de hoy en los mercados

20deNoviembrede2000a las08:13

El Gobierno saldrá mañana a buscar financiamiento interno por 550 millonesde pesos

La plaza local presiona para que haya definición sobre la reformaprevisional y el pacto fiscal

Los analistas advierten que regresó la intranquilidad

El riesgo país volvería a subir

Los nervios están al límite. Y la incertidumbre, ni qué hablar. ElGobierno podría enfrentar entre hoy, cuando se reabran los mercados, y mañana,cuando saque a licitación 250 millones de letras del tesoro (Letes) y otros 300millones en bonos (Bontes), otro duro revés. La historia se repetiría si hoylas cotizaciones de acciones y bonos vuelven a caer o si mañana el Estado tieneque pagar tasas cercanas al 13%, como ocurrió durante los primeros días delmes, cuando la plaza financiera dejó más que en claro la desconfianza sobre lasituación económica.

Por eso, si los catorce gobernadores del justicialismo dilatan aún más lafirma del pacto fiscal con la Nación y si el presidente Fernando de la Rúa nodecide cómo y en qué consistirá finalmente la reforma previsional, laArgentina pagará caro la búsqueda de dinero fresco en la plaza local, segúnadmitieron los analistas y economistas consultados.

Los propios integrantes del equipo económico dijeron a La Nación que lasituación no es sencilla. "Todavía tenemos que ver qué pasa mañana (porhoy). Es un día crucial porque puede haber movimientos para cualquiera de losdos lados, y eso va a afectar sustancialmente lo que pase", admitió unaalta fuente de Hacienda sobre la licitación de mañana.

Los 250 millones en Letras del Tesoro son renovaciones de títulos quevencían ahora, mientras que se tomará una nueva deuda con la emisión de bonospor 300 millones con vencimiento en 2003. "Se disminuyeron el plazo y elmonto mínimo de rango para no exponernos tanto; ante la incertidumbre tomamosmayor precaución", dijo la fuente.

El viernes último la tasa de riesgo país tocó los 880 puntos por laindefinición del acuerdo entre la Nación y las provincias. Y a los inversoreslos volvió a invadir el temor de que la Argentina no tenga capacidad para elpago de su deuda. Pero algunos le quitaron dramatismo a la incertidumbre aldecir que las desavenencias entre oficialismo y oposición eran lógicas, yesperables.

Para el economista Martín Redrado, de la Fundación Capital, "tarde otemprano el pacto se va a firmar porque la clase política no se suicida; lo quehan querido hacer hasta último momento es llevarse ventajas, pero esto no vamás allá de esta semana", pronosticó. De todos modos, fue escépticorespecto del aire fresco que pueden recibir los inversores una vez que losgobernadores pongan su firma en el documento. "No creo que la perspectivavaya a cambiar radicalmente, porque todavía no hay respuesta del Gobierno sobrecómo va a crecer la Argentina", dijo. Así las cosas, afirmó que elriesgo país no bajará de los 650/700 puntos por más que haya acuerdo.

En cambio, para Luis Corsiglia, de la sociedad de bolsa homónima, es vitalla definición de las medidas. "El mercado apuesta a que salgan la reformaprevisional y el pacto fiscal. No hay otro camino; se esperan esas señales paradespegar, si no seguirá una gran volatilidad", dijo. Tras aclarar que lostemblores del viernes último se debieron al tira y afloja entre la Alianza y elPJ, se quejó por la actitud de los gobernadores: "Parece que no tienenconciencia de lo que está pasando".

Luciano Rolón, de Allaria Ledesma Sociedad de Bolsa, coincidió en que"los tiempos se están aplazando más de lo previsto y hasta que no sedefinan las medidas, mayor será la intranquilidad de los inversores". Parael analista, el mercado endureció su posición frente al Gobierno la semanaúltima ante la evidencia de que no le será fácil a la gestión de De la Rúaconvencer al PJ de la necesidad de firmar un nuevo pacto fiscal.

En opinión del economista Roberto Ale

Temas en esta nota