Francia al rescate del sector ganadero

Por
22deNoviembrede2000a las08:15

París (EFE) - El gobierno francés anunció ayer un plan de urgencia, dotadocon 71 millones de dólares (494 millones de euros), para ayudar al sectorbovino golpeado por la crisis de la «vaca loca», a la espera de que serestaure la confianza de los consumidores y se levanten los embargos de lospaíses vecinos contra el vacuno francés.

La partida más importante del plan en términos financieros son los 11,1millones de dólares (76,2 millones de euros) para mataderos y negociantes. Perotambién incluye 10 millones de dólares (68,5 millones de euros) paradesarrollar cultivos oleaproteaginosos con el fin de reemplazar las harinasanimales en los piensos o 61 millones de euros para los ganaderos.

El resto del «paquete» se corresponde al retraso en tres años del pago decotizaciones sociales y la financiación de una campaña de promoción ycomunicación.

El ministro francés de Agricultura, Jean Glavany, subrayó que el objetivoes «permitir al sector bovino volver lo más rápidamente posible a unasituación de equilibrio gracias a la recuperación de la confianza delconsumidor y ayudar, en el período transitorio, a los ganaderos y a lasempresas en dificultad».

Reacción

En los mataderos, la actividad con el ganado vacuno se ha reducido a la mitadesta semana, lo mismo que la anterior, según datos de la federación nacionalde mayoristas de carne, mientras que los sindicatos indican que 40 a 50 porciento de los días laborables son jornadas de paro técnico. La primerareacción del sector bovino al plan gubernamental fue negativa. Luc Guyau,presidente del principal sindicato agrícola (FNSEA), lo tachó de«insuficiente» y subrayó que no responde al «desamparo» de los ganaderos.

Los productores necesitan ayuda «inmediata», que no está resuelta con elaplazamiento del pago de cotizaciones, indicó.

En tanto, en una sesión de negociación en Bruselas concluida ayer por lamañana, los titulares de Agricultura de los Quince decidieron que será elComité Científico Director de la Unión Europea, máximo órgano consultivo enmateria de EEB, el que se pronuncie sobre la justificación de los embargos.

Los ministros de Agricultura de la UE se pusieron de acuerdo para laaplicación de los test de detección de la EEB a todos los animales de riesgo(muertos por causas extrañas) con más de 30 meses de edad, lo que, sinembargo, supone un paso atrás en su determinación inicial de extender los testa millones de bovinos.

Tras 17 horas de sesiones, los ministros de Agricultura acordaron laaplicación de dicha medida a partir del 1 de enero de 2001. Luego, dependiendode la experiencia obtenida de las pruebas, se podría extender la práctica apartir de julio a todos los animales mayores de 30 meses que sean sacrificadospara consumo humano, añade el documento.

El test de BSE sólo puede hacerse en el examen del tejido cerebral deanimales más viejos, porque los priones -el agente causante de la enfermedad-noson detectables en animales jóvenes.

El someter a la prueba a millones de reses significará un gasto considerablea los quince países de la UE, teniendo en cuenta que cada prueba tiene un costode 200 marcos alemanes (alrededor de 100 dólares), según el ministerio alemánde Agricultura, quien declaró que espera que la UE asuma parte de los costos.

Temas en esta nota