Machinea reconoció que la situación sigue siendo grave

24deNoviembrede2000a las08:24

El ministro de Economía admitió también que existe el riesgo de no pago dela deuda externa

Llamó a una rápida implementación de las medidas anunciadas por elPresidente para eliminar el temor de los inversores

Pronosticó que la reactivación llegaría en el primer trimestre del añopróximo

Machinea, De la Rúa y Colombo: caras muy serias ayer en el 146º aniversariode la Bolsa de Cereales de Buenos Aires

Primero fue el director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, StanleyFischer. Un día después, la confesión fue del propio ministro de Economía,José Luis Machinea: la situación argentina es grave y no desapareció el temorpor la posible cesación de pagos de la deuda soberana.

Tras las declaraciones de Fischer a La Nación, que alegraron al ministro,Machinea admitió que la sensación de los mercados en torno del default -nopago de la deuda- "no desapareció porque la situación sigue siendo grave,era grave hace 10 días y sigue siendo grave hoy". Por la noche, en unareunión en la Bolsa de Cereales, el ministro y el secretario de Finanzas,Daniel Marx, reiteraron que el Gobierno está tomando las medidas para salir deesta zona de riesgo de default (ver página 2).

En el entorno del ministro comentaron a La Nación que el equipo económico"está lanzado" para demostrarle al Fondo que pretende que las medidasanunciadas hace dos semanas por el Presidente salgan "intactas y conrapidez". De todos modos, algo cambió en el ánimo de la conducción delPalacio de Hacienda.

Por un lado, luego de la firma del pacto fiscal, ya nadie amenaza conrenunciar, como había ocurrido una semana atrás. "Hay más plafond paranegociar", expresó una fuente.

Paquete integral

Por su parte, Machinea repitió casi sin cambios las advertencias de Fischer."Dijimos en su momento que eran necesarias tres cosas para salir de lasituación de crisis de la Argentina: una era un paquete de medidas, la segundaera que tuviéramos capacidad de implementar ese conjunto de medidas y, entercer lugar, el blindaje financiero.

El anuncio del paquete de medidas está, la implementación está todavía amitad del camino y el acuerdo con las provincias fue un avance realmente muybueno en ese sentido, pero todavía queda mucho por hacer", sentenció.

Fischer había advertido que el Fondo negocia la asistencia de 20.000millones de dólares sobre la base "integral" del programa anunciadopor el presidente Fernando de la Rúa, que incluye el pacto fiscal, la reformaprevisional, desregulación de las obras sociales y diversas medidasimpositivas.

Además, el funcionario del organismo multilateral de crédito cuestionó lalentitud en la implementación de las reformas y descartó que haya anunciossobre un nuevo acuerdo hasta tanto el Gobierno termine de cumplir con susdeberes.

La confianza del Fondo en torno de la implementación total de este planoficial, admitió Fischer, tiene sus límites.

Frente a las declaraciones de algunos legisladores -e importantes dirigentesde la Alianza- que señalaron que la reforma en las jubilaciones no era unacondición imprescindible para obtener el blindaje, el ejecutivo del FMI dijo locontrario, sin vueltas. Por este motivo, Machinea expresó ayer que "hayuna urgencia" para que se sancione esta norma. De todos modos, para noromper lanzas, el ministro aclaró que "en la medida en que podamos enviartodo al Congreso me parecería mejor".

Una de las pocas fuentes de Economía que permanecían ayer en elsemidesierto Palacio de Hacienda, debido al primer día del paro general,confirmó a La Nación que para no trabar la aprobación del presupuesto seesperará a la semana próxima y luego habría un decreto con la letra de lareforma al sistema de jubilaciones. En Economía estaban conformes porque lasprimeras 24 horas de la huelga habían sido "anodinas".

En tanto, Machinea reiteró que el conjunto de me

Temas en esta nota

    Cargando...