Desestiman un crecimiento agresivo en el corto plazo

Por
04deDiciembrede2000a las08:58

Sostienen que será necesario un nuevo paquete de medidas complementarias

El ex ministro había pronosticado un desarrollo de entre el 7% y el 10% parael próximo año

Fuentes de Economía atribuyen sus dichos a un deseo de autopromoción

En la Argentina están dadas las condiciones para retomar la senda delcrecimiento económico, pero el repunte agresivo no habrá de producirse duranteel próximo año, tal como viene sosteniendo públicamente el ex ministroDomingo Cavallo. La apreciación surge de una ronda de consultas realizadas porLa Nación entre algunos de los principales referentes de la economía nacional.

"No se pone en discusión la posibilidad de un fuerte crecimiento, perono puede garantizarse si será en el 2001 o en 2010", resumió GuillermoMondino, director del Ieral, instituto de investigaciones de la FundaciónMediterránea.

Para Mondino, el crecimiento está atado a la implementación de un programade reformas adicionales, como una mayor transparencia en el marco regulatorio delos servicios públicos y una modificación integral del sistema tributarioactual. También consideró como condición necesaria "una mayor aperturade la economía, potenciando el Mercosur y estableciendo acuerdos bilateralescon otros países".

Los dichos de Cavallo a La Nación, en el sentido de que la economía podríacrecer entre un 7% y un 10%, no fueron bien recibidos, ayer, por los integrantesde la cartera de Hacienda. Allí se interpretan sus palabras como un intento poracceder a una posición de relevancia en un futuro recambio ministerial, antesque como un aporte para combatir el pesimismo general que invade a los distintossectores de la escena nacional.

Una alta fuente de Hacienda dijo que lo que busca Cavallo es"autopublicidad. Si supiéramos que tiene una fórmula para crecer tantocomo dice, le dejaríamos el ministerio, ya", afirmó el interlocutor.

En la misma dirección se manifestó el titular del Centro de EstudiosMacroeconómicos de la Argentina, Carlos Rodríguez: "Cavallo dice lo quedice porque busca implantarse en la percepción de la gente como el salvadorpara la elección presidencial del 2003", acusó.

Según Rodríguez, "no puede hablarse de crecimiento sostenido con unaeconomía cerrada, un mercado interno inexistente, alto nivel de deuda y unainversión colapsada desde hace dos años. La Argentina -concluyó- está máscerca del estallido que del crecimiento sostenido". Martín Redrado,titular de la Fundación Capital, también enfrío las perspectivas del actualdiputado de Acción por la República, al sostener que sólo puede preverse parael 2001 un crecimiento económico del orden del 1,5, "que seráimperceptible, ya que es el equivalente al aumento de nuestra población".Redrado y sus analistas creen que pesarán con mayor fuerza algunos aspectosnegativos como el relajamiento que podría producir la alteración de la ley desolvencia fiscal. Consideran que la convertibilidad no correrá ningún riesgo,pero subrayan que un sistema de cambio fijo es inconsistente con una políticafiscal expansiva".

También el titular de Infupa, Manuel Solanet, relativizó el optimismo deCavallo, al declarar que "tendría que haber un vuelco fenomenal en laconfianza y una señal muy contundente hacia los inversores y las calificadorasde riesgo, antes de que se produzca un crecimiento de tal magnitud.

Solanet consideró que el presidente Fernando de la Rúa debe asumir un papelpolítico más activo para reducir estrictamente el gasto público y asegurar lasolvencia. "Hacen falta nuevas medidas, porque será difícil crecer a laluz de lo que ha ocurrido con el presupuesto y la modificación de la ley desolvencia fiscal", concluyó.

Temas en esta nota