Crece el mercado de los orgánicos

Por
06deDiciembrede2000a las08:40

El área sembrada con productos orgánicos registró un crecimiento superiora 20 por ciento y se estiman ganancias de 20.000 millones de dólares anuales.Así lo confirmaron diferentes estudios y expertos, que se reunieron en elInstituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), con sede enSan José (Costa Rica).

El incentivo mayor de quienes eligen productos orgánicos es consumiralimentos que no impliquen daños a la naturaleza, ni efectos secundarios en lasalud de las personas, por la ausencia de agroquímicos.

La producción de hortalizas, frutas, cereales y hasta carne, en un áreaahora de 10,5 millones de hectáreas en todo el mundo, tiene sus principalesconsumidores en Estados Unidos, Japón y Europa, según la FederaciónInternacional de Movimientos de Agricultura Orgánica. El crecimiento de laagricultura orgánica en la década de los noventa oscila entre 20 y 30 porciento por año, según los cálculos del IICA. Los países europeos, losEstados Unidos y Japón son las regiones en donde ha aumentado más la demandadurante los dos últimos años, principalmente por la tendencia de las nacionesdesarrolladas por consumir alimentos «limpios», con el fin de «prevenirenfermedades como el cáncer y los males congénitos, derivados del uso de losagroquímicos», según los expertos.

Pero también con ello contribuyen a la conservación de los suelos, losbosques y las fuentes de agua, una preocupación también cada vez máscreciente.

El volumen mundial del mercado «orgánico» alcanzó el año pasado los20.000 millones de dólares, con un crecimiento histórico de 8.000 millonesrespecto de 1997, lo que refleja un aumento considerable en la demanda,declararon los expertos.

Demanda

El consumo de productos orgánicos en Europa y Japón es alto, pero no existeoferta suficiente para abastecer esos mercados, lo que provoca precios altos,explicó el subdirector general del IICA, Larry Boone, quien admitió, sinembargo, que también los costos de producción son más elevados que laagricultura tradicional. Agregó que estas condiciones están ocasionando quecada día más agricultores se trasladen a esta nueva agricultura, especialmenteen las zonas tropicales de América, sitios que reúnen condiciones óptimas.

Uno de los obstáculos que tiene la actividad orgánica es la certificación,realizada por compañías europeas y estadounidenses, pues por su alto costo lospequeños productores de América latina no pueden optar por la exportación desus productos, añadió. Larry Boone confió en que con el aumento en el númerode productores disminuya el costo paulatinamente. El experto explicó que elcosto de certificaciones de una área de siembra oscila entre 400 y 600 dólaresdiarios.

En el mercado internacional, los vegetales orgánicos ocupan 3,9 por cientode participación, la leche 3,5 por ciento y los tubérculos 2,5 por ciento,cada uno con crecimiento superior a 30 por ciento anual.

Oceanía es el continente con más hectáreas dedicada a la agriculturaorgánica, 5,3 millones, seguido por Europa con 2,6 millones, América del Nortecon 1,1 millón y Latinoamé-rica con 0,5 de millón de hectáreas.

En este contexto Boone manifestó que «para los pequeños empresarios laproducción orgánica puede llegar a ser una salida para mejorar su situacióneconómica en momentos en que los productos agrícolas tradicionales sufren unagrave crisis de precios en el mundo».

El funcionario del IICA señaló que estos beneficios se pueden generar apesar de los altos costos que implica este tipo de producción por los mejoresprecios de la productos orgánicos, cuya gestión también genera más empleosque la agricultura convencional.

Temas en esta nota