Diputados anula la suspensión del recorte de salarios estatales

11deDiciembrede2000a las08:15

El bloque justicialista de Diputados no piensa colaborar con la Alianza paravolver a su versión original algunos de los artículos del Presupuesto Nacionalpara 2001 modificados por los senadores peronistas cuando el proyecto setransforme en ley en la sesión de mañana. «Vamos a apoyar todos los cambioshechos por el Senado. El PJ va a hacer todo lo posible para evitar que eloficialismo voltee esas modificaciones», dijo ayer Humberto Roggero, jefe de labancada peronista de Diputados. Alentando la imagen del FMI que controla lapolítica económica del país los peronistas van a ir mañana a una reunión debloque que terminará sin demasiados cambios ratificando la sanción de lossenadores: «No vamos a negociar bajo la presión de Machinea y el FMI. Estepresupuesto no es otra cosa que un trofeo para el Fondo», protestaba ayer elsantafesino Oscar Lamberto, uno de los diputados del PJ más moderados delbloque. Lo cierto es que el PJ ya comenzó a minimizar la votación delpresupuesto como señal para los mercados y el FMI. Dicen que el blindaje nodepende de esa ley y mucho menos la confianza de los mercados: «Desde un puntode vista objetivo, el Presupuesto no cambia nada», dijo ayer Lamberto.

Mientras, las cabezas de la Alianza en Diputados negocian con el Ejecutivo laforma de sancionar el presupuesto, el PJ sólo promete dar quórum, pero nohabrá ayuda con algunas votaciones especiales. Ayer Fernando de la Rúa sereunió con Darío Alessandro en la residencia de Olivos. De allí salió conuna carpeta con un punteado, artículo por artículo, de la votación previstapara mañana y los temas que quedarán para un veto.

Para corregir algunos de esos cambios del Senado que el oficialismo no podrárevertir en Diputados en el gobierno ya se hablaba ayer de la posibilidad dedecretar una lista de vetos, que en buena parte serán aceptados por losdiputados oficialistas: «Con el zafarrancho que hicieron en el Senado, más quevetos va a ser una carnicería el decreto», decía ayer el mendocino RaúlBaglini. «Pero el presupuesto lo sacamos el martes sí o sí, como sea, dijo.

Todo quedará decidido en una reunión de la mesa de bloque de la Alianza quese realizará hoy. Luego será el turno de ratificar las voluntades dentro de laAlianza. Alessandro ya prometió que la unidad del bloque es total. Y esaaseveración tiene un destino específico: la votación en que la Alianzaeliminará el artículo que obliga a devolver a los empleados públicos elrecorte de 12% en sus sueldos.

Pero por las dudas, Baglini dio ayer una señal: prometió que llevará alrecinto un «alfanje» que se llevó del cotillón de casamiento de DanielaBaldini, sobrina de Enrique Pescarmona, con Ismael Jadur, presidente de laJuventud Radical de Mendoza: «Lo voy a llevar al recinto para degollar losartículos que vienen del Senado», amenazó.

Uno de los primeros temas a vetar por De la Rúa será la modificación delSenado al Fondo Especial del Tabaco.

Con lo hecho por la Cámara Alta la distribución de ese fondo se eleva a $220 millones, en lugar de los $ 186,8 millones establecidos en Diputados. Estoes porque se ordena distribuir a provincias todo lo recaudado para ese fondo, enlugar de dejar el saldo indisponible en una cuenta para ser computado en el2002. Ese cambio, según analizan en Diputados: «Aumenta el déficit en unos $40 millones, porque se lo va a computar como más gasto», reconocía ayerLamberto.

Otro caso relevante será, sin duda, la eliminación del sistema de control yreembolsos para la exención al impuesto a los combustibles que rige para laregión patagónica, tema mucho más difícil de solucionar por un veto.

La versión de Diputados establecía una exención del impuesto hasta unvolumen de combustibles para la región calculado en base a un promedio devariables de consumo. Más arriba de ese monto se establecía un sistema por elque las estaciones de

Temas en esta nota