No habrá blindaje si el Gobierno cede a los gremios

Por
14deDiciembrede2000a las08:55

Trascendió anoche que el gobierno estaba en un aprieto: tiene demorada lareglamentación de las obras sociales y, lo que es peor, al FMI le han comenzadoa molestar la negociación y las concesiones que se le podrían hacer alsindicalismo.

Más: está claro que si el gobierno de De la Rúa no afecta realmente la«caja» gremial de las obras sociales, difícilmente se conceda lahabilitación del famoso blindaje.

Hoy, para más datos, no se puede anunciar el acuerdo por las presiones delFMI. Lo preocupante es que ayer Machinea descontaba la aprobación del Fondo yaseguraba que apenas llegue el blindaje empieza a gastarlo. Anticipó que usará2.000 millones de dólares en los primeros días de enero, cuando el directoriodel organismo apruebe el crédito.

La administración se angustiaba anoche porque algunos sectores deloficialismo manifiestan preocupación por las amenazas de marchas y huelgas quehan insinuado las variopintas CGT del país. El problema ya no es de losgobernadores opositores ni de la parálisis legislativa con la que hasta ahorase excusó Economía, sino del propio Poder Ejecutivo.

Debe decidir De la Rúa, con cierta rapidez y de acuerdo a lo que leprometió al FMI: mientras se demore, el blindaje se posterga. Grave porque elsindicalismo puede volver a atrasar al país.

Temas en esta nota