Mejoró el riesgo país y bajó el costo del dinero

20deDiciembrede2000a las09:28

El riesgo argentino cayó 28 puntos y se acercó al que tiene Brasil · Ahorael país tiene el menor riesgo de los últimos sesenta días · La tasa poroperaciones entre bancos bajó del 14% a 11,75% anual

El blindaje tuvo una primera respuesta acorde a lo que estaba esperando elGobierno. Ayer, el día posterior a los anuncios, subieron la bolsa y lostítulos públicos y bajaron las tasas de interés para préstamos entre bancos.Pero lo más importante: hubo una sensible baja del riesgo país, que se haconvertido en el principal objetivo del equipo económico, desde que asumió endiciembre de 1999.

Ese sí es un dato clave. Al bajar el riesgo un 0,28% (28 puntos básicos)permitió que la sobretasa de interés que debe pagar la Argentina en relacióna lo que pagan los Estados Unidos perforara el piso del 8% (800 puntos básicos)y se colocara ahora nuevamente muy cerca del riesgo país de Brasil.

Así, según el índice que elabora el banco de inversión JP Morgan, elriesgo argentino se ubicó en 7,77% (777 puntos), a sólo once de los 766 puntosdel riesgo brasileño. Hace un mes, en lo peor de la crisis, el riesgo argentinoestaba 59 puntos por encima del de Brasil.

El riesgo país es uno de los termómetros más consultados por inversores yanalistas económicos. Supone la medición del día a día de los mercados y,básicamente, fija la tasa de interés a la que se le presta dinero a ungobierno y, en consecuencia, a las empresas que operan en la Argentina, sobretodo a las de capital nacional.

En lo peor de la crisis (el 8 de noviembre), el riesgo argentino se acercó a1.000 puntos: así, la Argentina o sus empresas debían que pagar una tasa del10% anual por encima del crédito en EE.UU.

Ayer, entonces, fue un día en el que los mercados jugaron a favor de laArgentina. La bolsa porteña subió 1,35% en el mismo día que Wall Streetperdía terreno, especialmente las acciones de las empresas que trabajan enInternet, que tuvieron una caída superior al 4%.

Además, se enfrió el mercado de dinero. Los bancos de primera líneaterminaron prestándose pesos al 11,75%, cuando un día atrás fijaban tasas del14%.

Con todo, los banqueros opinan que la baja de tasas no llegaráinmediatamente a la vida cotidiana. El público deberá esperar hasta marzo, porlo menos, para empezar a notar (si todo sigue encarrilado) un crédito másaccesible.

De todas maneras, tanto el Gobierno como los empresarios descuentan que losprimeros efectos (al menos eso es lo que desean todos) se noten en el sectorprivado. En definitiva, la caída de las tasas es lo que le permitirá a lasempresas tomar crédito para incrementar su actividad.

Por eso, algunos bancos ya empiezan a pensar en un clima más favorable. Uninforme del Banco Río sobre las perspectivas para 2001 dice: "Proyectamosuna aprupta caída del riesgo país en no más de 90 días, una vez que seinicie el desembolso de los organismos internacionales".

El economista jefe del Río, Juan Arranz, consideró que en dos o tres mesesel riesgo país argentino debería llegar al 5,5 o 6%. A partir de entonces,estarán dadas las condiciones para que el país inicie una recuperación delciclo económico.

Sin embargo, este economista considera "difícil llegar a los nivelesdel 4% (de sobretasa) previos a que estallara la crisis financiera enRusia", a mediados de 1998. Según Arranz, en el segundo semestre de 2001la Argentina ya podría pedir dinero a plazos de 5 o más años.

De todas maneras el Gobierno no parece tener ganado el partido. La películarecién empieza. Es lo que le recordaron ayer al ministro José Luis Machineaanalistas y operadores de Wall Street. El ministro debió enfrentar un duroexamen de los operadores financieros de Nueva York que, mediante unateleconferencia convocada por Economía, mostraron dudas sobre la magnitud y lacomposición del blindaje.

Los interroga

Temas en esta nota