Una oportunidad para la Argentina

21deDiciembrede2000a las08:57

Desde hace cuatro años el proyecto permanece en la Cámara baja, que sólovolvería a sesionar en febrero

Para la Rural es un ejemplo de "desidia"

La industria de la carne dice que el tiempo perdido es "precioso"

Mañana intentarían tratarlo sobre tablas en el Congreso

En algún lugar de la Cámara de Diputados está la clave argentina paraaprovechar la crisis provocada por la reaparición "del mal de la vacaloca" en Europa.

Se trata del proyecto de ley del Instituto de Promoción de Carnes,consensuado por el sector y elevado a los legisladores hace cuatro años. Perodeberá seguir esperando, porque pese a su carácter "extraordinario",el Congreso sólo volvería a sesionar en febrero próximo.

"Es sólo un ejemplo de la desidia y la lentitud de nuestroslegisladores en sancionar herramientas de política agropecuaria de la que tantohablan", se quejó ayer el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA),Enrique Crotto.

La psicosis general a partir de los nuevos casos de encefalopatíaespongiforme bovina (BSE, en sus siglas en inglés) detectados en Europaprovocó una caída del consumo de carne de hasta el 80 por ciento. En el ojo dela tormenta quedó, entonces, el sistema de producción europeo, basado en unaalimentación artificial -con harinas de carne- del ganado bovino. Unapráctica, obviamente, contra natura al tratarse de una especie herbívora.

En este contexto, las características naturales de la carne argentina,proveniente de animales criados a campo abierto, resulta para el consumidoreuropeo, temeroso y en retirada, una verdadera alternativa. "Sí, es unagran oportunidad, pero requiere de un flujo constante de promoción, unacampaña sistemática para posicionarse", opinó el especialista Alberto delas Carreras, aunque advirtió que el tiempo para entrar en acción apremia.

Tanto la industria frigorífica como las entidades agropecuarias llegaronhace 4 años a un acuerdo para delinear la estructura del Instituto dePromoción de Carnes. El financiamiento no representaría ningún gasto para elEstado, pues provendría de la recaudación de un peso por cabeza de ganadofaenada.

"Vergüenza"

"No se aprobaron proyectos de tan larga data que hoy da vergüenzahablar de ello", consignó Crotto, a propósito de la dilación en laaprobación de ese proyecto.

El abogado chaqueño Héctor Ramón Romero es además de diputado por laAlianza, el presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara baja."Tenemos que aprovechar las circunstancias y la intención es que elproyecto del instituto sea tratado hoy sobre tablas", dijo Romero, aunqueadmitió que de no sesionarse -algo bastante probable-, el proyecto deberáesperar hasta febrero.

"Es preocupante en la medida en que todo se atrasa un mes más yperdemos un tiempo precioso", indicó el titular de la Asociación de laIndustria Argentina de la Carne (AIAC), Héctor Salamanco.

Hasta ahora, quienes promocionaron las carnes argentinas en el exteriorfueron sólo las cadenas de supermercados, hoteles y restaurantes europeos. A suvez, la cartera de Agricultura argentina destinó unos 290.000 pesos como partede una pequeña campaña que consta de 8 avisos gráficos en el diario Bild, elmás importante de Alemania.

"Todos los países que exportan carne cuentan con aparatos de promociónmuy sofisticados, pero a nosotros los acontecimientos se nos presentaron de talmanera que debemos salir a apagar incendios", comentó De las Carreras.

De todas maneras, la plena instrumentación del Insituto de Promoción deCarnes no será inmediata. "Esto no es mágico, pero ya se debería estartrabajando en las estrategias por seguir", explicó el especialista.

Durante la vigilia, mientras la ley aguarda su dictamen en Diputados,productores y empresarios mantendrán

Temas en esta nota