Lácteos. Presentan descargo contra acusaciones de Brasil por dumping

Por
22deDiciembrede2000a las08:42

C. FEDERAL.- Los abogados del Centro de la Industria Lechera (CIL)presentarán hoy ante el Departamento de Defensa de la Competencia (Decom) deBrasil el descargo de los empresarios argentinos sobre la acusación de eseorganismo sobre dumping en leche en polvo.

De esa forma, los industriales lecheros completarán uno de los pasosestablecidos por la normativa de defensa comercial de Brasil, con la esperanzade frenar la posible aplicación de aranceles compensatorios contra lasexportaciones del producto que alcanzan a 200 millones de dólares anuales,informaron fuentes de la cámara empresaria.

De acuerdo con un informe del Decom conocido hace dos semanas las empresasargentinas venderían leche en polvo en el mercado vecino a precios 46 porciento inferiores a los que comercializa el producto dentro del territorionacional.

En ese informe, además, se acusa a la Unión Europea, a Nueva Zelanda y alUruguay de practicar la misma clase de operatoria prohibida por las normas de laOrganización Mundial del Comercio (OMC).

Ayer a la tarde, representantes del CIL mantuvieron un encuentro de laCancillería argentina con el secretario de Relaciones EconómicasInternacionales, Horacio Chighizola, en el que se analizaron los próximospasos.

De acuerdo con la reglamentación brasileña, una vez presentado el descargo,la Decom tendría plazo hasta el 22 de febrero para expedirse definitivamente, ya partir de allí, el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio podríaaplicar aranceles compensatorios.

En principio, según fuentes oficiales argentinas, los argumentos expuestospor los brasileños en contra de las empresas argentinas Sancor, Mastellone,Verónica, Williner, Milkaut y Molfino, las únicas seis firmas implicadas, noserían sólidos. Por esa razón, dicen que durante la última cumbre delMercosur, que se llevó a cabo en Florianópolis, el ministro de Agricultura deBrasil, Marcus Vinicius Pratini de Moraes, se mostró muy proclive en alentar unacuerdo de precios entre representantes del sector privado, tras una reunióncon el secretario Antonio Berhongaray.

Pero además, Pratini de Moraes, esta semana, también hizo pública otramedida que permitiría darle una vuelta al conflicto cuando en declaracionesdijo que es necesario subir los aranceles del Mercosur al 35 por ciento para losproductos lácteos. En Florianópolis, Berhongaray y su par brasileñocoincidieron en responsabilizar a los subsidios que otorga la Unión Europea porla crisis desatada entre los socios.

Un funcionario argentino reveló a esta agencia que los subsidios obligaron alos empresarios argentinos a bajar a entre 1.400 y 1.500 dólares la toneladadesde un valor que podría oscilar los 1.800 dólares, para no perder mercado.

Si el Mercosur subiera el Arancel Externo Común al máximo permitido, tantoArgentina como Uruguay quedarían excluidos y a la vez recompondrían losprecios internos. (DyN)

Temas en esta nota