Negligencia sanitaria

Por
26deDiciembrede2000a las08:10

Berlín (EFE) - La presión sobre las autoridades alemanas por lasnegligencias cometidas en la crisis de las «vacas locas» se incrementódespués de que la Unión Europea (UE) haya pedido la retirada de los productoscon ingredientes de vacuno, petición a la que Alemania ha respondido con gestosde buena voluntad. La industria cárnica y el ministerio de la Salud alemanesacordaron apartar del mercado todo alimento «sospechoso», incluidos losdestinados a la UE o terceros países, ante la alarma creada por la posibleextensión de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) a embutidos elaboradoscon «tejidos de riesgo» de vacuno.

Con esta medida se respondía a la petición formulada por el comisarioeuropeo de Protección del Consumidor, David Byrne, para que Alemania apartetodos los productos exportados potencialmente peligrosos.

La industria cárnica germana se compromete así a apartar de la ventavoluntariamente esos productos, después de que el gobierno reconociera ayer queno puede imponer esa medida por el procedimiento de urgencia, ya que ello esjurídicamente inviable.

En tanto en Francia se descubrieron nuevos casos de la enfermedad y enEspaña el consumo de carne cayó 25% en noviembre.

Temas en esta nota