Alivio para exportadores argentinos: cede el dólar

26deDiciembrede2000a las08:57

En los últimos días la Argentina consiguió devaluar hasta 10% el peso ensus principales mercados externos sin modificar el tipo de cambio. Esta gananciase consiguió en menos de un mes, al apreciarse 9,5% el euro frente al dólar yen menor medida el peso chileno, el peso colombiano, la moneda peruana y hastael real brasileño. En conjunto, a estos mercados la Argentina les exporta 55%de sus ventas externas anuales, que en 1999 significaron algo más de u$s 12.000millones. Ahora, al abaratarse el dólar en estos países, los productosargentinos ganan competitividad, lo que beneficia a los exportadores, que vienenculpando justamente a la paridad con el dólar por ponerle un freno alcrecimiento del sector. También ganan los fabricantes y productores argentinosque tienen que competir con los productos importados europeos y de los paíseslatinoamericanos que han revaluado su moneda. La debilidad reciente de laeconomía norteamericana es la principal causa de que se haya recuperado el europorque los inversores buscaron refugio en esta moneda.

La desaceleración de la economía norteamericana está beneficiando a laArgentina que, atada al dólar, consiguió en el último mes devaluar casi 10%el peso en uno de sus principales mercados externos sin modificar el tipo decambio. Esta ganancia es consecuencia exclusiva por la apreciación frente aldólar del euro, del peso chileno y, en menor medida, del peso colombiano, lamoneda peruana y del real brasileño en menos de un mes. Así se beneficiandirectamente las exportaciones argentinas a estos países, que en conjuntoexplican 55% del total de las ventas externas y que ahora, al abaratarse eldólar en estos mercados, mejora la competitividad de los productos locales sinnecesidad de modificar la paridad con el dólar.

La incertidumbre en Estados Unidos que llevó a la Reserva Federal areconocer su preocupación por la debilidad económica del país y la crisis deconfianza desatada en Japón, convirtió a la moneda europea en pocos días enuno de los refugios elegidos por los inversores. Desde noviembre pasado el eurocomenzó a recuperarse frente al dólar para alcanzar el viernes pasado elmáximo valor de los últimos cuatro meses. La moneda europea se ubicó en u$s0,92, valor que supera en 9,5% a los u$s 0,84 que valía un mes atrás.

Para la Argentina esta apreciación del euro significa una ganancia decompetitividad en el comercio exterior muy importante: la Unión Europea es,después de Brasil, el principal destino de las exportaciones locales. En 1999se exportaron a Europa alrededor u$s 4.700 millones, 20,5% del total de lasexportaciones realizadas por el país en ese año. Para 2000 se esperaba que lasexportaciones superaran ampliamente los u$s 5.000 millones, pero el panorama secomplicó: en su corto tiempo de vida el euro, que se lanzó con la expectativade competir contra la principal moneda del mundo, comenzó a debilitarse yllegó a perder casi 30% de valor (desde su lanzamiento en enero de 1999 hastaoctubre pasado) lo que complicó a los exportadores locales a la eurozona. Así,en los primeros diez meses del año los envíos fueron de u$s 3.797 millones, 5%menos que en igual período del año pasado. La caída del dólar se produce almismo tiempo que las ventas externas del país crecieron 13%. En relación altotal de exportaciones, los envíos a la eurozona cayeron a 17%, después derepresentar más de 20% en 1999. Pero el dilema estadounidense de alejar elfantasma de la inflación o desacelerar la economía comenzó a beneficiar enlos últimos días nuevamente a la moneda europea. Desde el pasado 26 deoctubre, cuando fijó un mínimo histórico en u$s 0,8230, el euro ha recuperadomás de 11% frente al dólar .

En un año de estancamiento en la actividad, la debilidad norteamericana esbien recibida por la Argentina. Sabido es que la convertibilidad, que ata elpeso al dólar, le exige al país crecer por lo menos igual que la

Temas en esta nota