Arranca el uso del cheque para pagar más de $10 mil

Por
02deEnerode2001a las08:23

Empieza a regir la semana próxima · Quienes compren bienes por más de esasuma deben usar cuenta corriente o cheques cancelatorios · Es para combatir laevasión y el lavado de dinero
PABLO KANDEL

La llegada del 2001 trae consigo la aplicación de varias medidas para lucharcontra la evasión y alentar la llegada de mayores inversiones. La novedad másimportante es que a partir de la semana próxima arranca el uso obligatorio delcheque para pagos mayores a $ 10.000.

Así, todas las operaciones de compraventa que superen ese monto —como porejemplo la compra de inmuebles, terrenos o autos— deberán concretarsemediante algún documento bancario: cheque, tarjeta de crédito o el nuevocheque cancelatorio, un elemento que autorizará el Banco Central para quienesno tengan cuenta corriente.

A partir de ahora también entra en vigencia otra medida que apunta a atraerinversiones. Se trata de la rebaja del 15 al 12% en el impuesto a los interesespagados por las empresas. Esta alícuota disminuirá gradualmente hasta mediadosdel 2002, cuando el tributo será elimininado.

Pero como contrapartida a la decisión anterior, las empresas volverán apagar impuesto a las Ganancias por colocaciones a plazos fijo, algo que habíaeliminado el ex ministro Roque Fernández.

Evasión y lavado de dinero

Con el límite a los pagos en efectivo, el Gobierno busca un mayor controlsobre la subfacturación en grandes compras y localizar operaciones de lavado dedinero.

La medida rige desde el 6 de enero, pero se hace efectiva a partir del primerdía hábil siguiente. Por eso, desde la semana próxima, cualquier operaciónmayor a 10.000 pesos que se pague en efectivo se considerará como inválida ono realizada. Si no la paga con cheque, el comprador se verá obligado aabonarla de nuevo.

El límite de 10.000 pesos para poder pagar en efectivo podrá ser reducidodurante el 2001: el Poder Ejecutivo se reserva la facultad de bajar ese límitea 5.000 pesos, si llega a la conclusión de que con el tope fijado ahora no selogra controlar la evasión.

La ley habla de pagos "superiores a 10.000 pesos", por lo tanto lasoperaciones de 10.000 pesos exactos podrán hacerse en efectivo, pero noocurrirá lo mismo con un pago de 10.001 pesos. También está previsto lo mismopara los pagos en moneda extranjera por una cifra equivalente.

Para aquellos que no tienen cuenta corriente y no quieran abrir una, el BancoCentral lanzará un documento alternativo llamado "chequecancelatorio". Estos cheques podrán adquirirse en los bancos, donde sevenderán en valores de 5.000, 10.000 y 50.000 pesos. Las entidades cobraránuna comisión que oscilará alrededor del 0,25% del valor del cheque, vale decirque para uno de 50.000 pesos se cobrarán 125 pesos. El Gobierno ya anticipóque si los bancos privados se niegan a vender estos cheques lo hará el BancoNación.

El uso del cheque cancelatorio ya recogió algunas críticas. Los escribanosobjetaron esta metodología porque el cheque cancelatorio necesita un plazo de,a veces, hasta 72 horas para ser efectivizado. Esto podría afectar a lasoperaciones encadenadas, donde un comprador deja un departamento en parte depago de otro inmueble de valor mayor. Lo mismo podría producirse en el caso deautomotores o maquinarias de valor superior a 10.000 pesos.

También los operadores inmobiliarios y los concesionarios de autos estánpreocupados porque temen que con esta operatoria haya dificultades queposterguen una reactivación del mercado.

Además, desde lo jurídico, hay quienes sostienen que, con esta medida, sele está quitando valor cancelatorio a la moneda argentina, es decir, al pesoconvertible. Los analistas sostienen que "es como si el Estado desconocierael valor de la moneda metálica y el billete que él mismo acuña e imprime enla Casa de Moneda".

Por estas razones, algunos especialistas e

Temas en esta nota

    Cargando...