La "vaca loca" tiene en vilo a Brasil

Por
25deEnerode2001a las08:37

Sin riesgos en la Argentina

El mal de la "vaca loca" no genera temores sólo en Europa. En lasúltimas horas también creció en Brasil la inquietud sobre la posibleaparición de casos de BSE (encefalopatía espongiforme bovina). En especialluego de que se conocieran denuncias sobre el ingreso irregular a ese país denumerosos ovinos y algunos vacunos desde los Estados Unidos y Europa.

El diario brasileño "Folha de San Pablo" reveló ayer que Brasilimportó entre 1989 y 1991 de 2.000 a 3.000 ovejas desde los Estados Unidos.Según admitió el veterinario Antonio Aurélio Salgado, esa operación seríael origen del foco de "scrapie" en el estado de Paraná, adelantadopor Clarín la semana pasada. Los científicos afirman que el scrapie o"tembladera" es el mal que degeneró luego en la BSE de las vacas.

El veterinario recordó que el Ministerio de Agricultura brasileño autorizóla importación después de recibir garantías sanitarias del Departamento deAgricultura de EE.UU. (USDA). Lo preocupante, según la versión, es que losanimales se diseminaron por varios estados.

Salgado, sin embargo, relativizó el riesgo que corre Brasil frente a estecaso. "Los Estados Unidos conviven con el scrapie hace más de 200 años yhasta hoy no hay registros de ninguna persona que haya contraído ladolencia", explicó.

Cuando surgió un foco de la enfermedad en Paraná, el gobierno brasileñocerró las importaciones de productos ovinos y ordenó el sacrificio de más de300 ejemplares. También salió a calmar a la población, asegurando que el"scrapie" no se contagia a los humanos.

Diversos estudios científicos, en rigor, demostraron que esa dolencia ovinadegeneró en la BSE recién cuando se alimentó a los vacunos con harinasanimales elaboradas con restos de ovejas enfermas. Ese sistema intensivo era muyusual en Europa —donde ahora fue prohibido—, pero no en la Argentina ni enBrasil, donde los animales se alimentan con pasturas, granos o harinasvegetales.

Frente al brote de "scrapie" en el sur de Brasil, el ServicioNacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) no adoptó ninguna medidaespecial, como el cierre del comercio de productos ovinos. Sin embargo, segúnpudo saber Clarín, en el organismo argentino siguen atentamente la situación,ya que es el primer caso de esa enfermedad en el Cono Sur.

Otra denuncia, además, puso en tela de juicio los controles efectuados porBrasil para evitar el ingreso de la BSE. En este caso, el diario estadounidense"The Wall Street Journal" señaló que también ingresaron al paísvecino reproductores vacunos y harinas animales desde el Reino Unido, donde seregistraron unos 180.000 casos del mal. Ese comercio estaba prohibido desde1990.

Consultado por la prensa, el asesor de la Confederación Nacional deAgricultura de Brasil, Paulo Sergio Mustefaga, admitió que "si Brasilimportó bovinos y ración animal de Gran Bretaña, aun cuando lo hubiera hechoen cantidades pequeñas, corre riesgo de tener vacas locas".

Pero el consultor Jose Vicente Ferraz descartó mayores problemas para laganadería brasileña. Y recordó que el mal de la "vaca loca" no estransmitido por el semen del animal, sino por la comida producida con los restosanimales".

El experto también abonó una teoría alternativa: "Hay un gran deseodel mercado internacional de colocar a Brasil en la ruta de la "vacaloca". Nos están queriendo asociar a esa enfermedad", afirmó.

Temas en esta nota

    Cargando...