Greenspan habló de crecimiento cero y anticipó tasas más bajas

26deEnerode2001a las09:02

El presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, afirmó ayer que EstadosUnidos está sufriendo una desaceleración económica "muypronunciada" y que, en este momento, el crecimiento está "muy cercade cero". De esta manera dio claros indicios de que el banco central de esepaís autorizará una nueva baja de las tasas de interés en su reunión delmartes 30 y del miércoles 31. Esto beneficiaría a la Argentina, ya quereduciría más los costos de endeudamiento del país y permitiría que caigantambién las tasas internas, facilitando la reactivación económica. Por otraparte, Greenspan cambió su postura anterior y afirmó que los planes delgobierno de George Bush de reducir los impuestos en 1,6 billón de dólares enlos próximos diez años serán beneficiosos, si es que se prolongaindefinidamente el estancamiento económico.

El respaldo del poderoso presidente de la Fed, ante los senadores de EstadosUnidos, a la propuesta de implementar rebajas en los impuestos debería dar unimpulso al plan de Bush de un recorte de 1,6 billón de dólares. Sin embargo,Greenspan limitó sus comentarios al advertir al Congreso de que no abandonaracompletamente la disciplina fiscal.

Al mismo tiempo, sus sugerencias de que la economía podría no estarcreciendo después de casi una década de expansión continuada,instantáneamente llevaron a los analistas a pensar que la Fed hará su partepara dar al crecimiento un impulso mediante un agresivo recorte de tasas deinterés de medio punto porcentual la próxima semana.

«Hasta donde podemos juzgar, hemos tenido una desaceleración muy radical yde hecho estamos probablemente muy cerca de cero (de crecimiento) en estemomento particular», dijo Greenspan, quien también señaló que las presionesinflacionarias estaban «excepcionalmente bien contenidas».

Algunos economistas piensan que la suave inflación puede dar a la Fed luzverde para tomar una medida fuerte con respecto a las tasas de interés en lospróximos meses. La Fed se reunirá el 30 y el 31 de este mes para fijar lapolítica monetaria. Los inversores están divididos ante la posibilidad de querecorte las tasas de interés en un cuarto de punto porcentual o la alternativade que la baja sea de medio punto porcentual.

Pero los comentarios de Greenspan sugirieron a muchos que podría estar afavor de una medida más inclinada al recorte de medio punto.

Un crecimiento cero está peligrosamente cerca de una recesión, que muchoseconomistas definen como dos trimestres consecutivos de contracción del PBI.Greenspan destacó que esto podría ser considerado sólo como una definición«aproximada» de recesión y apuntó que un escenario de recesión en EstadosUnidos era «una probabilidad pequeña».

«Las recesiones tienen pocas probabilidades de suceder, son raras y pasanpor una cantidad de razones diversas», añadió. El vicepresidente de la Fed,Roger Ferguson, dijo que si bien se espera un «debilitamiento notable de laeconomía en los primeros meses del año», ésta podría repuntar en la segundamitad de 2001.

Por otra parte, su referencia a los potenciales beneficios de recortesfiscales marcó un cambio en la actitud histórica de Greenspan, que defendiópor mucho tiempo que pagar la deuda debería ser la principal meta de lapolítica fiscal. «Si la actual debilidad económica se expande más de lo queparece posible en la actualidad, un recorte fiscal puede, de hecho, hacer unbien evidente», afirmó en sutil apoyo a la propuesta de Bush.

Greenspan rehusó discutir específicamente el plan fiscal del reciénestrenado presidente al decir que no era apropiado hacerlo, pero que él daba unrespaldo general a la rebaja de impuestos en un clima de crecimiento económicomás lento.

El presidente de la Fed dijo que gracias a que las ganancias sostenidas de laproductividad alimentan las proyecciones de crecientes superávit,

Temas en esta nota

    Cargando...