Fuerte caída de siembra de trigo en Junín

Por
18deSeptiembrede2002a las15:37

Buenos Aires, sep. 18 --(Nosis)-- El productor del distrito de Junín bajó la siembra de trigo de 40.000 a 25.000 hectáreas, pero en cambio aumentó para la cebada, porque cuesta menos hacerla y también tiene una rentabilidad, informa desde esa ciudad bonaerense Daniel Viglione.

"El productor hace un contrato donde se asegura un precio similar al trigo; pero además tiene la ventaja de sembrar la soja de segunda anticipadamente", señaló el ingeniero agrónomo Juan José Cavo, de la delegación del INTA Junín, quien planteó la posibilidad, por diversos factores, de un incremento de la producción agropecuaria y de su calidad.

En cuanto al maíz, Cavo explicó que se estaba evaluando una drástica disminución del área de siembra. El promedio de los últimos 5 años da unas 30.000 hectáreas, pero ya el año pasado bajó a 10.000 ó 12.000. Y hace un mes atrás se pronosticaba de 5.000 a 7.000 hectáreas.

Sin embargo, estimó que será mayor la superficie por el hecho de que las empresas comenzaron a dar algunas facilidades para la siembra.

"Creo que andará cerca de lo que fue el año 2001", afirmó. En tanto, "la de soja seguirá siendo el boom. Se sembrará sobre todo lo que se destinaba a la cosecha fina, más un incremento natural en lo que hace a soja de primera, y más lo que se deje de hacer de maíz".

El ingeniero Cavo hizo referencia a que es posible incrementar la producción agropecuaria en esa zona bonaerense.

"Tecnológicamente hay contingencias que pueden hacer aumentar entre un 30 y un 40 por ciento la productividad. Además, cada cultivo también tiene distintas posibilidades; en la soja, por ejemplo, está la fertilización, manejo de cultivares, las rotaciones".

En el caso del trigo, también el aumento se puede lograr por los mismos conceptos, y en el maíz sucede algo parecido. "Y a todo esto hay que sumarle el tema de las obras hidráulicas si se llegan a realizar, tendientes a evacuar las inundaciones de muchos suelos de la zona; mejorando el sistema impositivo, la relación contractual en alquileres, entre otros factores", añadió el especialista del INTA Junín.

"El incremento de la producción agropecuaria no va a contramano de lo que la gente de campo señala como altos costos para sembrar. Nosotros estamos tratando de abordar aspectos relacionados con lo que se podría llegar a hacer, siempre y cuando las condiciones sean favorables. Para eso debe haber una adecuada relación en lo que hace a aspectos financieros, con créditos adecuados. Por supuesto que si en estos momentos no hay auxilio financiero no se puede hacer nada. Estamos hablando de que hayan posibilidades de lograrlo", concluyó Cavo. (fin)

Temas en esta nota