Las exportaciones todavía no reaccionan a pesar del dólar alto

Por
07deOctubrede2002a las08:03

La Fundación Capital consideró ayer que las exportaciones argentinas “todavía no reaccionan”, y aseguró que la competitividad comercial externa “no depende solamente” de un dólar alto, sino que también se asienta en “la estabilidad macroeconómica y en la recomposición del crédito”.

La Fundación estimó que las ventas al exterior registrarán un aumento del 1,5 por ciento en el año, con lo que servirán como “paliativo de la tremenda depresión que atraviesa la Argentina”.

En tal sentido, la entidad proyectó una caída del PBI superior al 12 por ciento, una baja del consumo del 15 por ciento y una merma en la inversión del orden del 40 por ciento.

Además, estimó que las importaciones tendrán una caída del 50 por ciento este año.

“La estrategia exportadora debe ser una acción de más largo plazo, una decisión de décadas, sostenible en el tiempo y debe trascender el gobierno de turno”, sostuvo la entidad en su informe semanal difundido ayer.

En tal sentido, señaló que “la estrategia exportadora no puede ser la del híper-dólar, no podemos pensar que el tipo de cambio lo puede todo”.

Estabilidad

Por el contrario, la Fundación sostuvo que “es tan importante la estabilidad como el nivel del tipo de cambio”, y afirmó que “esto sumado a una acción comprometida por parte del gobierno en bajar costos, hará de la Argentina un país con salida exportadora”.

“Hay que trabajar en abrir mercados, en cambiar cultura y mentalidad de los empresarios y en capacitar a las empresas sobre cómo exportar, qué exportar, a dónde, con cuáles estándares internacionales de calidad”, indicó.

La FC indicó que el saldo de la balanza comercial en los primeros ocho meses del año es “récord y alcanza casi los 11.000 millones de pesos, cuando un año atrás registraba sólo 3.150 millones”.

“Un saldo comercial alto no garantiza nada, respecto de las reservas del Banco Central, si no va acompañado de políticas sanas y creíbles”, señaló la entidad.

La FC sostuvo que las ganancias de divisas por parte del Central en los últimos tres meses obedece a que durante las primeras tres semanas de agosto se produjo un “manejo prudente de la política fiscal y monetaria”, y además influyó “la decisión presidencial de acortar su mandato y con un FMI que se mostraba cerca del acuerdo”.

Temas en esta nota

    Load More