La Bolsa quiere cuentas “L”

Por
22deOctubrede2002a las08:12

En línea con lo que hicieron las entidades financieras, en la Bolsa de Comercio no quieren quedarse atrás y por eso tienen planeado habilitar cuentas de libre disponibilidad, para que los que inviertan plata fresca en el mercado no tengan que obligatoriamente quedar luego dentro del “corralito” bancario.

“Estamos tratando de que también para el sistema bursátil puedan existir las cuentas nuevas que ya existen en los bancos. Es decir, que se empiece a operar normalmente: el que deposite efectivo, pueda retirar efectivo”, confió a INFOBAE el secretario de la entidad, Adelmo Gabbi.

Según Gabbi, las condiciones actuales obstaculizan la actividad bursátil, ya que encarecen las operaciones para las personas que invierten plata fresca. “Todo el que compre una acción estaría inicialmente perdiendo 2%, porque debe cubrir el costo de transformar un cheque en efectivo, lo que es absolutamente injusto”, indicó el directivo de la Bolsa, para quien el hecho de que la flexibilización del “corralito” no haya presionado sobre la plaza cambiaria es señal suficiente de que “el mercado está maduro” como para aceptar cuentas libres.

Aunque la idea de la Bolsa aún requiere de la reglamentación de Economía a través de la Comisión Nacional de Valores, en la entidad que preside Julio Werthein confían en que, tarde o temprano, la propuesta va a prosperar.

Operativamente, explican en la Bolsa, es algo prematuro especificar cómo va a funcionar el sistema; sin embargo, la idea sería establecer dos especies para cada papel: una de libre disponibilidad y otra que contemple las inversiones dentro del “corralito”.

El filtro del Central

Consultados al respecto, en el mercado coinciden en que la posibilidad de abrir cuentas libres le daría mayor liquidez al mercado bursátil que, en los últimos meses, fue refugio para muchos inversores ante la devaluación de la moneda.

Sin embargo, hay quienes son más escépticos y señalan que la operatoria podría llegar a restablecer un mecanismo que el Banco Central intentó erradicar hace algunas semanas, y a través del cual los ahorristas recurrían a las casas de Bolsa para saltar el “corralito” bancario. En ese sentido, no descartan que la autoridad monetaria intente frenar la iniciativa de la Bolsa porteña.

La operación funcionaba de la siguiente manera: los ahorristas recurrían a las sociedades de Bolsa y compraban, contra cheque, patacones o LECOP. Luego, los agentes bursátiles se reabastecían de bonos en los bancos, quienes obligatoriamente le exigían pagar en efectivo.

En principio, esto no era problema, ya que las casas de Bolsa les giraban fondos contra su cuenta en el MEP.

Sin embargo, el BCRA sacó de este sistema a las sociedad de Bolsa a través de la circular 3750 y, a partir de ese momento, éstas tienen dificultades para hacerse de los bonos a través de los bancos, que sólo están habilitados a operar LECOP o patacones contra efectivo.

De hecho, la semana pasada esta traba se reflejó en los precios de los bonos que, ante una escasez de ofertas, llegaron a cotizar a la par del peso.

En el mercado, los operadores explican que las cuentas libres de la Bolsa podrían llegar a reactivar esta operatoria, ya que les daría la posibilidad a las sociedades de Bolsa de volver a operar títulos públicos con los bancos, contra una cuenta en efectivo.

Temas en esta nota

    Load More