Sin consenso sobre la reforma del régimen del IVA a los granos

28deOctubrede2002a las08:09

Despejar la paja del trigo en el IVA a los granos parece ser una tarea compleja. Al menos si se considera la seguidilla de reuniones y discusiones que se mantienen desde hace meses para encontrarle una solución aceptable.

En la cadena del comercio granario -abarca desde productores a exportadores- hay un consenso mínimo: rechazar la rebaja de la alícuota del tributo del 21 al 10,5 por ciento propuesta en un proyecto de ley que actualmente tiene tratamiento parlamentario en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados.

No obstante, el grado de consenso es menor alrededor del proyecto de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para modificar el régimen de retenciones del tributo, establecido en la resolución 991. Si bien se acepta mantener la alícuota del 21%, las retenciones serían del 18 por ciento con el compromiso de reintegrar a los productores al mes subsiguiente de registrada la operación el 8%, aunque algunas entidades proponen que sea del 14 por ciento.

Y hay más propuestas. Una de ellas es la elaborada por el consultor Mario Arbolave, director de la revista Márgenes Agropecuarios, que sugiere suprimir el tributo para permitir a los productores "la libre disponibilidad de los créditos fiscales derivados de la compra de insumos y servicios gravados".

Según el especialista "se resolverían de un plumazo casi media docena de problemas: los reintegros a los exportadores, la operatoria de los valijeros, se abaratarían los productos alimenticios que llegan a la góndola, la AFIP ya no podrá argumentar que paga más IVA del que cobra y además habrá cobrado (vía insumos) prácticamente todo el impuesto a las ganancias que debería tributar el agro".

Reunión

A comienzos de esta semana el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Carlos Snopek, recibió a una delegación de ruralistas, exportadores y directivos de las bolsas de cereales para conocer su opinión sobre la rebaja del IVA a los granos al 10,5 por ciento.

"Expresamos que si se aprueba esa iniciativa, el Estado se estará financiando con plata de los productores a tasa cero", señaló Ernesto Ambroseti, economista de la Sociedad Rural Argentina.

Otro participante del encuentro relató que el legislador admitió que había otros diputados que apoyaban la reducción de la alícuota y que funcionarios de Economía tenían una posición similar.

Pero dentro del Gobierno hay resistencias. El ministro de la Producción, Aníbal Fernández, y el secretario de Agricultura, Haroldo Lebed, expresaron claramente su coincidencia con la posición de las entidades rurales. "Hicimos nuestra la propuesta de la Mesa Nacional Agropecuaria", dijo Lebed a LA NACION. La reducción significaría la aparición de créditos fiscales para la producción de imposible cobrabilidad. El maíz sería el cultivo más afectado dado que requiere mayores gastos en labores e insumos.

Contra la evasión

Respecto de la propuesta de la AFIP de modificar el sistema de retenciones, surgen otras disidencias. El organismo tributario sostiene que de esta forma se terminaría con el negocio de los "valijeros" que compran en negro y venden con CUIT falsos. Propone que las retenciones sean del 18% con una devolución a los productores del 8 por ciento. El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Manuel Cabanellas, sostuvo que sólo aceptarán ese mecanismo si hay garantías concretas de devolución. Además, consideró que el 8% era exiguo. Se estima que el reintegro no debería ser menor al 12 por ciento. El resto quedaría en saldos de libre disponibilidad para el pago de otros impuestos. Esa devolución se concretaría mediante un sistema similar al de las tarjetas del débito con el 5% del IVA.

Si esto se aprueba, las operaciones primarias deberían quedar registradas en las bolsa

Temas en esta nota