ALCA: oportunidad y riesgo

Por
04deNoviembrede2002a las08:02

La Argentina tendrá un potencial de expansión de u$s53.000 M con un Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), pero paralelamente el país pondrá bajo amenaza exportaciones al resto de los socios del Mercosur y a Chile, por unos u$s3.850 millones.

Según el estudio elaborado por la Secretaría de Comercio Internacional, que conduce el vicecanciller Martín Redrado, la Argentina tiene oportunidades en los EE.UU., Canadá, México y la Comunidad Andina de ganar mercados con el ALCA porque sus productos en esos mercados sufren las restricciones de aranceles y cuotas de mercado.

El trabajo reconoce que los accesos a los mercados de Chile y el Mercosur, donde la Argentina goza de alta preferencia, entrarían parcialmente en riesgo por el acuerdo, porque permitiría a nuevos países disputar ese espacio.

También se midió el actual mercado argentino y buscó oportunidades en el ALCA a partir de sectores donde coincida la especialización exportadora de la Argentina con la demanda importadora de los países del continente, los sectores donde no haya nuevos competidores potenciales, y en las áreas que actualmente están vedadas por las protecciones arancelarias o cuotas, que caerían con el ALCA.

Así, resultó que el país tendría oportunidades de exportación por u$s43.000 M al NAFTA, sobre todo en vehículos, muebles, químicos, hierro y acero, plásticos, papel, caucho y carnes. A los que se sumarían u$s10.000 M de la CAN, adonde el país podría exportar artefactos mecánicos, cereales, vehículos, farmacéuticos y plásticos.

El trabajo consideró que podrían verse amenazadas en la integración continental las ventas argentinas a Brasil, sobre todo en sectores en los que coincida la especialización importadora local con la de los nuevos socios y en los que se encuentren hoy protegidos por un arancel externo común alto, que se reducirá en el acuerdo.

Así, estarían amenazadas ventas al Mercosur por u$s3.500 M en los rubros de vehículos, plásticos, artefactos mecánicos y eléctricos, pasta de madera, perfumería y óptica. A los que se suman u$s350 M de ventas a Chile, que se concentran en exportaciones de grasas y aceites, papel y cartón, plásticos, químicos, algodón y acero.

El estudio considera los diferente escenarios de integración de la Argentina, y concluyó que el ALCA impactaría positivamente con 3,5 puntos del PBI y con 14,2% de las exportaciones, en tanto que el acuerdo Unión Europea + Mercosur sería más redituable para el país, ya que implicaría 4,3 puntos del producto y elevaría las exportaciones en un 15,7 por ciento.
En la presentación del estudio, Redrado recalcó que el ALCA es una oportunidad para la Argentina porque representa un mercado de 800 millones de personas, 20% del comercio y 40% del PBI mundial e incluye 60% de nuestro comercio.

El vicecanciller aseguró que el país no enfrentará el riesgo de abrir sus mercados antes de que los EE.UU. haga lo propio, porque el Mercosur mantendrá su posición unificada de que “nada está acordado hasta que todo está acordado”, por lo cual no habrá integración si no se incluye el capítulo agrícola, que es el que más interesa al bloque sudamericano y el que más se resisten a negociar los EE.UU., que quieren reservar esa discusión para la mesa de la OMC, donde también estará sentada la Unión Europea.

Temas en esta nota