Las menores tasas en 40 años

Por
07deNoviembrede2002a las08:05

La necesidad de estimular la reactivación de la economía norteamericana obligó a la Reserva Federal a realizar una movida mucho más agresiva que la esperada por el mercado, al recortar en medio punto la tasa de interés de referencia, para ubicarla en 1,25%, el valor más bajo de los últimos 40 años.

El Comité de Mercado Abierto del Banco Central de los EE.UU señaló en un comunicado que la decisión, adoptada de forma unánime por sus doce miembros, se debe a que “los recientes datos económicos tienden a confirmar que una mayor incertidumbre, en parte atribuible a los mayores riesgos geopolíticos, inhibe actualmente el gasto, la producción y el empleo”.

No obstante, la reacción del mercado fue bastante medida y los principales indicadores de Wall Street registraron leves alzas ya que, para algunos analistas la falta de reactivación de la economía luego de once recortes consecutivos de tasas en el 2001, hace temer que la nueva baja de ayer no tenga demasiado efecto.

Para el grupo privado de economistas que monitorea las alzas y bajas de la economía hay que esperar más para anunciar el fin de la recesión. Al aprobar un nuevo recorte de los tipos de interés, el organismo que preside Alan Greenspan tiene como objetivo estimular el consumo -actividad que representa dos tercios del Producto Interior Bruto (PIB)-, ya que su decisión abarata el precio de los préstamos.

“El mercado no toma bien esta fuerte baja, porque se interpreta como un signo de preocupación que las tasas caigan tan fuertemente”, agregó Hugo Díaz Lourenco, de Delphos Investment, para quien la FED parece estar quedándose sin municiones para enfrentar el débil comportamiento de la economía.

Pese a los recortes de tipos adoptados durante 2001, la economía de los EE.UU mantiene un ritmo incierto de recuperación, con los mercados financieros vapuleados por escándalos empresariales y la caída de beneficios en muchas compañías.

Para algunos expertos, además, la decisión de la FED aumenta el temor de un posible enfrentamiento contra Irak, sobretodo teniendo en cuenta que ahora el presidente, George Bush, tiene la mayoría en el Congreso, tras confirmarse ayer la victoria de los republicanos en la elección de medio mandato.

Consecuencias locales
La recesión hace que los flujos de capitales se vuelvan cada vez más adversos al riesgo, con lo cual los analistas consideran que la baja de tasas difícilmente beneficie a la Argentina que, además, está en default. Sin embargo, coinciden en que el país debería de aprovechar los bajos tipos de interés del sistema para iniciar la reestructuración de su deuda.

“Con tasas menores se pueden conseguir cupones más bajos, obviamente teniendo en cuenta también la capacidad de repago del país”, explicó Andrés Azicri, analista de CIMA Investment.

Sin embargo, en el mercado aclararon que la capacidad del país también dependerá de que la economía norteamericana inicie su expansión, ya que de otra forma la Argentina no podrá colocar sus exportaciones, que son su principal fuente de divisas.

Temas en esta nota