Arriba, Lula; Bush, abajo

Por
08deNoviembrede2002a las08:10

Pese a un optimismo acerca de la situación económica actual y al discurso sobre el rol social de las empresas en la generación de empleo, la mayoría de los hombres de negocios del país consideran que deberá continuar el “ajuste” en el sector privado, aunque de manera más selectiva de lo efectuado en los últimos años e, incluso, con incorporaciones puntuales de personal.

Creen también que la falta de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se debe más que nada a que el organismo financiero internacional espera cerrar una reestructuración definitiva con el gobierno que surja de las próximas elecciones nacionales.

Los datos parten de la encuesta de expectativas de empresarios que tradicionalmente elabora el estudio D’Alessio y Asociados para los coloquios de IDEA.

El relevamiento registró este año una necesidad por parte de las compañías de seguir achicando sus estructuras porque la situación del país -consideran- todavía es inestable.

Tal posición se mantuvo a pesar de que existen algunos síntomas de estabilidad y ciertos sectores en mejor estado que hace cuatro meses.

La muestra, que se basó en la respuesta de 287 casos entre octubre y noviembre en los sectores de industria, servicio y agro, mostró que el 57% de los consultados cree que hoy la situación económica con respecto al último semestre es moderadamente mejor de lo que se esperaba hace seis meses.

Internas calientes

También un 58% de los ejecutivos evalúa que la rentabilidad de sus empresas dentro de doce meses oscilará entre un aumento moderado y que permanecerá igual que hoy. Otro 22% que disminuirá moderadamente y un 12% que lo hará de manera significativa.

En este sentido, las bases de dicho crecimiento deberán estar sustentadas por la variación de la demanda interna (58%), los costos (48%), los precios (31%), y luego de nuevos nichos internos y externos de negocios, comercio exterior, Mercosur.

Además, los empresarios de IDEA aseguraron que la pelea por la interna del PJ perjudica a la democracia; consideraron que el triunfo de Lula en Brasil será positivo para la Argentina, en tanto que el de los republicanos en el Parlamento de los Estados Unidos será negativo para el país.

En este sentido, el 76% de los consultados aseguró que el replanteo y una eventual postergación de los comicios internos del justicialismo perjudicará el proceso institucional, otro 40% que la demora del FMI por firmar el acuerdo se debe a que el organismo crediticio aguarda el resultado de cambio de gobierno.

Mar del Plata (enviado especial)

Temas en esta nota