Mejora la recaudación

Por
21deNoviembrede2002a las08:20

La recaudación tributaria de noviembre viene a un ritmo de $4.700 M, superando incluso las expectativas del Palacio de Hacienda que a principios de este mes había previsto una suba de 33% respecto de los escasos $3.468 M que ingresaron en la AFIP en el 2001.

Así, y por efecto de la estrategia de financiamiento contra el fisco que emplearon los agentes un año atrás, los ingresos podrían superar la performance de octubre último, cuando subió 33%, y acelerar la tasa de crecimiento interanual, que treparía a más de 35%, en valores nominales.

No obstante vale destacar que no se superarían los $4.736 M del mes pasado. Además, si se tiene en cuenta que en los últimos doce meses la evolución del promedio de los precios mayoristas y minoristas fue 82%, la recaudación seguirá cayendo a un ritmo de 25% interanual en términos reales.

Los ingresos por derechos de exportaciones y las transferencias automáticas que los bancos realizan al Tesoro en concepto del Impuesto a las Transferencias Financieras (ITF) son los factores que fundamentan el optimismo de los funcionarios del secretario de Hacienda, Jorge Sarghini.

Las retenciones, que se habían estimado en torno de $650 M, podrían mejorar ese pronóstico, ya que hasta el lunes se recaudaron poco más de $500 M y la información aduanera que manejan en AFIP y Economía sobre las últimas operaciones de comercio exterior son “más que alentadoras”. Así, aunque no se recuperarían los niveles de julio ($780 M), habría un repunte, ya que luego fueron decreciendo hasta $550 M en septiembre.

Además, el ITF está rindiendo a razón de $23 M por jornada, lo que podría acercar $460 M, al igual que lo que ocurrió en octubre, algo que no se esperaba en Economía y que, a su vez, alimenta las predicciones del equipo de Roberto Lavagna respecto de que se está saliendo de la fase recesiva, explican las fuentes.

Sin embargo, el principal termómetro del consumo interno, el IVA-DGI, continúa en valores nominales en los niveles de los últimos meses, que seguiría en torno de $1.250 M, mientras que los cobros por importaciones también se estancarían en $500 M. Tras los pagos a exportadores por $400 M en concepto de devoluciones, quedarían $1.400 M netos para la caja de Hacienda.

Ganancias, pese al conflicto en puerta por la no aplicación del ajuste por inflación, se mantendría en torno de los $850 M percibidos en octubre.

Insuficiente

Pero la mejora de los ingresos parece insuficiente para dar tranquilidad a los funcionarios de la Tesorería, puesto que dejando a un lado el incremento en valores absolutos, ese monto no alcanzaría por sí solo para lograr la meta de superávit primario de $1.700 M (0,5% del PBI) para todo el año.

Ocurre que hay más gastos por planes sociales, deudas con provincias y partidas dolarizadas como sueldos e insumos de seguridad. Factores que licuan al menos 50% de la mejora de ingresos.

Sin embargo, Hacienda cuenta como último recurso aplicar la “contabilidad creativa”, anticipando el cómputo de las ganancias del Banco Central.

Temas en esta nota