Termina el corralito, un año después

02deDiciembrede2002a las08:10

Desde hoy se podrá retirar todo el dinero de cuentas corrientes y cajas de ahorro; se vuelven a cobrar cheques por ventanilla

Un año y un día después de que Domingo Cavallo anunció severas restricciones a la libre disponibilidad de los depósitos, el corralito quedará hoy atrás. Los titulares de cuentas corrientes y cajas de ahorros tendrán la opción de retirar todo o parte de su dinero, transferirlo a otras cuentas en el mismo banco o en otro, comprar dólares, abrir un plazo fijo o, simplemente, dejarlo donde está.

El directorio del Banco Central aprobó y difunció las circulares necesarias para derogar las diversas trabas aplicadas en las cuentas transaccionales, mientras que los bancos adelantaron su confianza en que no habrá una corrida de depósitos ni una fuga masiva hacia el dólar.

La pizarra cambiaria minorista trepó trece centavos entre el jueves y viernes pasados, presionada por numerosos inversores, ansiosos de una cobertura ante lo que prevén que será una semana muy especial y las versiones sobre una posible redolarización de los depósitos, impuesta por la Justicia.

Con la apertura del corralito (donde están retenidos más de $ 23.200 millones) volverá a estar habilitada, además, la posibilidad de cobrar cheques por ventanilla, sin necesidad de depositarlos en una cuenta bancaria. También se los podrá usar para comprar dólares u otras monedas.

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, descartó ayer un bono compulsivo para compensar a los ahorristas con fondos atrapados en el corralón, en el caso de que la Corte Suprema falle en contra de la pesificación. "Algunos sectores económicos intentan que la Corte les dé, a través de un fallo, lo que el Gobierno no les ha dado y entonces aparecen de vuelta con el bono compulsivo", manifestó.

Desde hoy se puede retirar todo el dinero del corralito

Los fondos en cuentas corrientes y cajas de ahorro vuelven a ser de libre disponibilidad

El corralito llegó a su fin. Un año, cinco presidentes y tres ministros de Economía después, las severas restricciones a la libre disponibilidad del dinero depositado en cuentas corrientes, cajas de ahorro y plazos fijos que impuso el ex ministro Domingo Cavallo pasarán desde hoy a los anales de la historia. Queda por definir aún el destino de los plazos fijos superiores a $ 10.000 atrapados en el corralón.

El Banco Central (BCRA) ya difundió las circulares necesarias para que los $ 23.200 millones depositados en cuentas transaccionales (cuentas corrientes y cajas de ahorro) –que hasta el viernes integraron el corralito– figuren en cuentas liberadas, aunque de esos fondos, $ 9300 millones están colocados a plazo fijo, por lo que deberán esperar hasta su vencimiento para poder salir.

En la práctica, significa que los titulares de las cuentas del corralito podrán retirar todo su dinero por ventanilla, sin límites de extracción semanales y mensuales.

También, que se podrán cobrar cheques por ventanilla con sólo endosarlos. Sólo queda vedado el cobro inmediato si el cheque es librado “no a la orden” o si el monto supera $ 50.000, en cumplimiento de las normativas contra el lavado de dinero. La operatoria con cheques también volverá a incluir al mercado cambiario. El BCRA derogó la orden que prohibía la compra de dólares o cualquier otra moneda con cheques. En este caso, sólo habrá un límite: no se podrán comprar más de US$ 100.000 por mes sin la conformidad previa de la entidad monetaria.

La libre disponibilidad del dinero transaccional mantendrá, de todos modos, una barrera muy precisa. La compra venta de bienes y servicios sólo podrá efectuarse en efectivo siempre que la operación sea menor a los 1000 pesos. En caso de superar esa suma, deberá recurrirse a cheques o tarjetas de crédito o débito.

Pero la incógnita mayor es cuál es el interés de los ahorristas por acud

Temas en esta nota