La Corte no tiene mayoría para redolarizar depósitos

04deDiciembrede2002a las08:08

La Corte, que estaba a punto de disponer la redolarización de los depósitos bancarios, quedará sin la mayoría de cinco firmas necesaria para sacar esa sentencia al presentar el ministro Carlos Fayt, que se autoinvolucró en una situación insólita, su excusación, redactada ayer mismo.

Durante el acuerdo de ministros de ayer, el juez Fayt, mientras presentaba a sus colegas un voto en el que propone que los bancos devuelvan los depósitos en dólares, pero en forma escalonada entre dos y seis años, reveló un hecho que lo puede colocar en situación incómoda: él también es titular de un plazo fijo de 200.000 dólares en el Banco Nación.

Por ese hecho, Fayt se colocó en posición de ser recusado por un banco, por lo cual, por lo menos en un grupo de causas, no habría cinco jueces en condiciones de formular un voto de mayoría.

Anoche Fayt, que afirma que jamás reclamó el reintegro de ese dinero pudiendo haberlo hecho, presentó su excusación para evitar malinterpretaciones. Aunque está convencido de que, al ser acreedor de un banco oficial, no queda comprendido en las causales de excusación que establece la legislación procesal. Pero el escándalo quedó en ciernes.

Si Fayt deja de votar con Julio Nazareno, Eduardo Moliné O´Connor, Guillermo López y Adolfo Vázquez, los otros cuatro jueces pro redolarizadores, la sentencia sólo podría salir si esos magistrados acercan posiciones con Antonio Boggiano y Augusto Belluscio.

Boggiano y Belluscio serían partidarios de reconocer las deudas en dólares, pero también de establecer en la sentencia que los bancos deberán devolver 1,40 peso por dólar más el coeficiente de estabilización de referencia (CER), mientras que el Estado debería hacerse cargo de la diferencia hasta el precio del dólar libre. En cuanto al tiempo de pago, lo determinará el Congreso.

El voto de Fayt

En el acuerdo de ayer, el juez Fayt presentó a sus colegas un proyecto de voto, según el cual la Corte debe ordenar que los bancos reintegren los depósitos a los ahorristas en la moneda de origen. Pero el voto, además, establece algunas pautas para que se cumpla la sentencia.

En efecto, Fayt sostiene que los bancos deben reunirse en una instancia conciliatoria con cada ahorrista para determinar cómo devolverá cada depósito. Se asume, entonces, que no tienen suficiente dinero para pagar todo de una sola vez.

Pero, como es posible que las entidades y clientes no se pongan de acuerdo, Fayt sostiene que deberá ser el juez de primera instancia el que deberá tomar en cuenta algunos criterios de edad y situación del acreedor.

Lo más importante del proyecto de Fayt está en otra parte de ese mismo considerando 36, en el cual el magistrado, "a modo indicativo", señala que los bancos podrían devolver los depósitos en los siguientes plazos: 25 cuotas del 4 por ciento del capital; 50 cuotas del 2 por ciento o 75 cuotas del 1,34 por ciento cada una.

Con la excusación de Fayt, si es aceptada por la Corte, el voto de ese ministro pierde valor.

Al mismo tiempo en que Fayt presentaba a sus colegas ese proyecto, en medio del acuerdo le reveló a Adolfo Vázquez que era titular de un plazo fijo en el Banco Nación, por 200.000 dólares, que cobró hace varios años por un retroactivo de haberes, y le mostró el certificado de depósito.

Inmediatamente, en un acuerdo donde reinaba el mal humor y los ministros se formulaban acusaciones cruzadas por la reunión de Vázquez con el presidente Eduardo Duhalde, algunos jueces se preguntaban por qué Fayt, si tenía un depósito en dólares, no se excusó en el momento de votar el caso Smith, en febrero último, fallo en el que la Corte cuestionó las normas del corralito.

Qué dice el Código

Cerca de Fayt explican que el Código Procesal, cuando regula las causales de excusación de los jueces, expresame

Temas en esta nota