No aparecen $1.800 M del Central

Por
09deDiciembrede2002a las08:48

Las diferencias entre el Ministerio de Economía y el Banco Central van más allá de las diversidades ideológicas que quedaron explicitadas con la renuncia presentada por el titular de la institución financiera, Aldo Pignanelli, el jueves pasado.

Las disputas entre ambos organismos también se manifiestan en los números. Tanto es así que los $1.819 M que figuran en la planilla del BCRA como adelantos transitorios al Gobierno nacional de noviembre no son reconocidos como tales por la Secretaría de Hacienda, que encabeza Jorge Sarghini.

Así lo sintetizó a INFOBAE el funcionario de Economía: "Lo descarto total y absolutamente. Ese dinero no fue transferido al Tesoro nacional como adelanto, lo que no quiere decir que por alguna razón de tipo contable el BCRA se haya visto en la necesidad de imputar como adelanto aquello que no ha sido solicitado por el Tesoro y que no ha habido necesidades objetivas de que así fuera". Por lo tanto, Sarghini sugirió que se haga un análisis al cierre del ejercicio para dar cuenta, efectivamente, de cómo se financió el Tesoro.

En la planilla que da cuenta de los factores que explican la variación de la base monetaria, el BCRA muestra que al 25 de octubre los adelantos transitorios al Gobierno nacional ascendían a $817 M, una cifra en línea con el límite de $1.000 M que permite el Presupuesto para todo este año.

Sin embargo, el 11 de noviembre se giraron $713 M y el 20 se agregaron otros $1.106 M, montos que, sumados al acumulado del año, dan adelantos por $2.636 M. Ante la consulta de INFOBAE, Sarghini dijo que se debe a errores de imputación contable.

¿Por qué el BCRA habría incurrido en un error contable?

–Cuando uno manda a pagar, lo hace contra determinadas cuentas. Puede haber habido razones que por el muy corto plazo el Banco Central haya imputado contra adelantos, pero definitivamente deberá ser imputado contra las cuentas que efectivamente el Tesoro manda a pagar.

¿Qué análisis hace del ajuste del gasto y del impacto que tuvo la inflación sobre los ingresos?

–Sin duda, el proceso inflacionario tiene un impacto en el Presupuesto y lo tiene en un sentido que aumenta los recursos y ejerce presión sobre el gasto. Si uno tiene la fortaleza de contener el gasto en términos nominales, aprovecha la inflación en favor de un mejor resultado. Pusimos algunos impuestos nuevos, como el de las retenciones, tuvimos un aumento en la recaudación de otros impuestos, como el IVA, pero además hemos tenido una política de contención del gasto nominal para que no subiera al ritmo de la inflación. Si midiéramos los gastos en términos reales, comprobaríamos que los hemos bajado 33 por ciento.

¿En qué se basó la contención del gasto?

–Si hay algún componente en la reducción del gasto fue todo aquel vinculado con el funcionamiento del Gobierno. El único gasto que tuvo un incremento significativo por una decisión de esta administración fue el vinculado con el gasto social, principalmente el relacionado con el Plan Jefes y Jefas Desocupados. Era un programa que estaba previsto que si había acuerdo con el FMI íbamos a tener financiamiento externo.

Algunos sectores, como la industria láctea, reclaman una quita temporaria de derechos de exportación ¿qué opina?

–Hay que buscar las menores distorsiones e implementar políticas generales en materia tributaria. Entendemos que si los planes de competitividad no han tenido los resultados esperados y han jugado perniciosamente creemos que las políticas sectoriales no son las más adecuadas. No hemos hecho ningún análisis de esta industria aún, por lo que por ahora vale la política general.

Temas en esta nota