Stiglitz acusa a FMI de agravar crisis de Argentina y otros

Por
23deDiciembrede2002a las08:09

El Fondo Monetario Internacional ha animado a países como Argentina, Brasil, Indonesia o Rusia a abrir sus mercados a los capitales a corto plazo, incluidos los especulativos, aumentando su vulnerabilidad, denuncia el premio Nobel de Economía norteamericano Joseph Stiglitz

"En cuanto cambia el viento, los inversores sacan todos su dinero (de esos países) de un día para otro", explica el ex jefe del equipo económico del Gobierno del presidente Bill Clinton y ex vicepresidente del Banco Mundial en declaraciones que publica hoy el diario suizo Tribune de Geneve.

"En lugar de reducir el monto de los empréstitos extranjeros, el FMI los ha estimulado", explica el hoy profesor de Economía, según el cual los dos únicos mercados emergentes que no han conocido la crisis son la India y China, precisamente dos países que tenían un sistema de control de capitales que limitaba los empréstitos.

"China sólo aceptó préstamos de inversiones a largo plazo en el convencimiento de que no se puede construir una empresa con capitales a corto plazo", agrega.

El caso de Argentina es un perfecto ejemplo de la política irracional del FMI, según Stiglitz. El FMI le dice a ese país "ahora que están en depresión, sigan enviando grandes cheques a Washington, cuando tendría que ser Washington quien enviase los cheques a Argentina".

"Las instituciones económicas internacionales fueron creadas para permitir a los Estados políticas económicas anticíclicas. Pero el FMI no sólo ha obligado a los países a tomar medidas restrictivas en plena recesión, lo que no ha hecho más que agravarla, sino que (como demuestra el caso argentino) ha actuado de forma procíclica".

"Las actuales negociaciones entre el FMI y una Argentina en plena crisis no tratan de la ayuda que deberían proporcionar las instituciones financieras, sino de la cantidad que debe devolver Argentina al FMI".

"Y como si no fuera suficiente, el FMI impone a la reducción del reembolso de la deuda condiciones tales que van a agravar aún más el estado de la economía del país. Justamente, Argentina se pregunta a qué galera la van a castigar y si no será la mejor solución negarse a cualquier pago".

Stiglitz acusa al FMI de ser un "fundamentalista del mercado", que, en opinión de esa institución, "siempre funciona". "Cree ciegamente en la libre circulación de los capitales como forma de sanear los mercados, pero de esa forma crea crisis que resultan luego contagiosas", dice el economista.

"¿Cuál es entonces la respuesta del FMI? Crear hospitales en lugar de intentar desarrollar una vacuna", critica el premio Nobel, según el cual hay que "empezar por el principio: preguntarse por el porqué de los fracasos del mercado" y "estudiar los mecanismos de propagación del mal".

Stiglitz critica además al FMI porque "la representación en su seno no es democrática. El peso de los países en desarrollo en cuanto a poder de voto es demasiado débil mientras que el de EE.UU. resulta excesivo."

Además, señala: "Los interlocutores son sólo los ministros de Finanzas y los bancos centrales cuando sus decisiones afectan al conjunto de la sociedad. Es algo que hay que cambiar. Es preciso darles medios a los países en desarrollo para que puedan participar más eficazmente en el debate".

"Por otro lado, si los europeos votasen como un solo bloque, dispondrían de hecho de un poder de veto y podrían constituir un necesario contrapeso al inquietante unilateralismo de Estados Unidos", afirma Stiglitz.

Temas en esta nota

    Load More