Controles más flexibles para 2003

27deDiciembrede2002a las08:13

El Banco Central dio ayer un paso más en la flexibilización de los controles de cambios y movimiento de capitales y anunció una batería de medidas para avanzar en la “gradual normalización del mercado de cambios y de los flujos de divisas comerciales y financieros”.

El presidente de la entidad, Alfonso Prat Gay, cuyo pliego era tratado anoche en el Senado, decidió entre otras medidas que a partir del 2 de enero empresas y personas podrán comprar hasta u$s150.000 por mes. Hasta ayer, el tope era de u$s100.000 mensuales pero, con el dólar en baja, en el BCRA consideraron oportuno subir el tope dado que la estrategia oficial apunta a mantenerlo en torno de los $3,40. El primer paso en la flexibilización de los controles se produjo el martes 24, cuando la entidad resolvió suspender la operatoria de compraventa de dólares por “cuenta y orden”.

El paquete que ayer aprobó el directorio del Central se completa con las siguientes medidas:

• Se elimina el requisito de autorización previa del BCRA a los pagos de capital, siempre y cuando se trate de refinanciaciones en las que no se prevean pagos al contado superiores a 10%, 5% a los seis meses y otro 5% al año del acuerdo alcanzado con los acreedores. La refinanciación del capital remanente del pago al contado deberá tener una vida promedio de al menos 5 años.

Quedan incluidos dentro de esta norma obligaciones negociables, papeles comerciales, bonos, préstamos sindicados del exterior, préstamos contraídos en el exterior sin garantía externa del deudor o de residentes en la Argentina y préstamos con matrices y filiales. Para las deudas que no hayan sido reestructuradas se ampliará la autorización de pago a u$s150.000 por mes.

• Se elimina también el requisito de autorización previa para el pago de intereses de deuda con una anterioridad no mayor a los tres días hábiles de la fecha de vencimiento, siempre que no existan garantías de pago constituidas con activos externos del deudor o personas físicas o jurídicas relacionadas.

• Se aumentan los límites máximos de la posición general de cambios de los bancos. De 5% del RCP (responsabilidad patrimonial computable), pasa a 6 por ciento. En términos operativos, la medida no tiene gran impacto ya que, a excepción de los bancos públicos, la posición de las entidades en promedio está por debajo del viejo tope. Tampoco es significativa en términos absolutos ya que, dado el patrimonio neto del total del sistema financiero, un punto porcentual implica apenas u$s1,5 M.

• Aumenta de u$s100.000 a u$s150.000 por mes el monto que se podrá girar al exterior en concepto de pago por dividendos y utilidades.

• Flexibilizan el pago por importaciones de bienes de capital, permitiendo el pago anticipado siempre y cuando el valor FOB no exceda los u$s50.000 o su equivalente en otras monedas y el importador demuestre dentro de los 120 días de la fecha del pago la nacionalización efectiva de los bienes. Por las operaciones que excedan ese límite, los importadores deberán presentar ante la entidad financiera interviniente dentro de los 180 días corridos de su realización, la documentación de embarque y, dentro de los 90 días a partir de la fecha de embarque, la documentación del despacho a plaza de los bienes. Se considera importación a cada permiso de embarque.

• Flexibilizan con extensión del plazo para la liquidación de divisas el cobro de las exportaciones de bienes de capital y plantas llave en mano con las siguientes condiciones: la financiación del valor FOB de la exportación sea a un año de plazo para las operaciones hasta u$s500.000 y de dos años para montos mayores, se deberá contar con garantías de entidad financiera del exterior con calificación no menor a “A”.

Dirección señalada

Todas las medidas mencionadas se orientan en la dirección exigida por el FMI, que exige la liberación tota

Temas en esta nota