Para el FMI lo peor de la crisis ya pasó

Lo peor (de la crisis argentina) ya habría pasado", dijo ayer el FMI, pero señaló con dureza varias fragilidades.

Por
10deAbrilde2003a las09:33

Lo peor (de la crisis argentina) ya habría pasado", dijo ayer el Fondo Monetario Internacional, pero señaló con dureza varias fragilidades. Para el organismo, las prioridades políticas son reforzar el anclaje monetario, tener un marco fiscal creíble y fortalecer el sistema financiero.

En su informe semestral, en el marco de la Asamblea de Primavera que se celebra en Washington, el organismo da cuenta de que si bien "lo peor podría haber pasado", aún persisten debilidades en la economía.

Hoy lo escuchará, en persona, el ministro de Economía Roberto Lavagna, quien se entrevistará en Washington con autoridades del FMI, del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo y con John Taylor, subsecretario del Tesoro de Estados Unidos.

El Fondo remarcó que el PBI argentino se encuentra "20% por debajo del nivel de 1998, el desempleo se encuentra por encima del 18%, las tasas de pobreza permanecen extremadamente altas y los signos de estabilidad de precios reflejan el congelamiento de las tarifas de los servicios públicos". El Fondo ya ha pedido que aumenten esas tarifas en las misiones que envió estos meses a Buenos Aires.

"En perspectiva —prosigue el informe— existen importantes fragilidades que apuntalan un riesgo inflacionario a partir de la liberación de los depósitos bancarios, los amparos que podrían acelerar esa liberación y las presiones sobre el gasto público en vísperas de las elecciones de abril", señala.

Sus pronósticos de crecimiento para el país son los siguientes. En 2003 el PBI se expandiría 3% con una inflación de 22,3% y en 2004 sería del 4,5% con precios subiendo al 13 por ciento.

A nivel mundial el Fondo cree que habrá una modesta expansión del 2,3%, y respecto de América latina el pronóstico es más negativo: 1,5%.

Sin embargo, el informe previo a la asamblea semestral es optimista respecto a las inversiones extranjeras en la región. El organismo pronostica un salto en la llegada de capitales privados a la región del orden de los 59.400 millones de dólares, más de la mitad de un total mundial disponible de 113.200 millones.

El nivel, así, no tiene comparación con ninguna otra región, incluso los países en desarrollo del Asia, en conjunto, que verán más bien caer el flujo de 18.400 millones de dólares en el 2003 a 13.800 millones en 2004, se estimó.

La llegada de inversiones foráneas a Latinoamérica sería también la mejor desde 1997, en que hubo un ingreso récord a la región de 63.300 millones de dólares de capitales privados. El peor registro fue en 2002, sobre todo por el efecto de la crisis argentina en su zona de influencia. El año pasado, llegaron sólo 2.100 millones.

El FMI dijo también que América latina, luego de una profunda recesión en los últimos dos años, ha empezado a subir la ladera, aun cuando subsistían "puntos vulnerables importantes'' en Brasil, Argentina y Uruguay, y una persistente crisis política en Venezuela.

Temas en esta nota