Advierten que, sin el FMI, no se resuelven las asignaturas pendientes

La Fundación Capital advirtió sobre la necesidad de lograr "un mejor" acuerdo con el FMI. Proyectó un superávit primario de casi $ 4500 M para 2003

Por
14deAbrilde2003a las08:59

El próximo gobierno necesitará de "un mejor" acuerdo con el FMI, de modo de asegurar la base social de apoyo, según asegura la Fundación Capital en un informe publicado ayer.

"Sin el FMI no se resuelve ninguna de las asignaturas pendientes, con riesgo de que se haga un replanteo de fondo de la política económica", advierte. Con un acuerdo de mínima, la entidad señaló que "el próximo gobierno rendiría exámenes a corto plazo, con lo cual sería difícil disparar un cambio sustancial en las expectativas de los agentes económicos"

Además, la institución que dirige el economista Carlos Pérez, proyectó un superávit primario de casi $ 4.500 M para el primer semestre del año, como consecuencia del incremento en los recursos públicos, contra un déficit de $ 700 M en 2002.

La entidad sostuvo que "el traspaso de mando a quien asuma el 25 de mayo no debería ser traumático debido a que las metas cuantitativas de todo el primer semestre estarían muy cerca de cumplirse", sin embargo, enfatizó en la necesidad de "buscar fuentes de financiamiento de la brecha fiscal no inflacionarias".

"Esto requiere, para consolidadr la estabilización lograda, minimizar la emisión para financiar al Tesoro, medida que además contribuiría a facilitar el cumplimiento del programa monetario", consideró la entidad en su informe semanal.

Señaló que el factor explicativo de este mejor comportamiento fiscal es el "incremento de los recursos, superior a los 10.100 M de pesos, de la mano de un aumento de la recaudación de unos 9.400 M y la existencia de retenciones".

Por el contrario, los factores que explican el aumento en los gastos son el plan Jefas y Jefes de Hogar, la indexación sobre la compra de bienes y servicios y la restitución del 13 % a jubilados y empleados públicos. Consideró que un eventual acuerdo del próximo gobierno con el FMI deberá contener una prórroga del convenio anterior por un período breve, posiblemente hasta fines de año.

En este lapso, dijo la entidad, el nuevo gobierno debería cerrar los balances de los bancos (con compensaciones), definir la reestructuración tarifaria y financiera e iniciar la reestructuración de la deuda pública.

 

Temas en esta nota