Ajuste por inflación para cientos de fábricas

El juez Ricardo Bustos Fierro, hizo lugar a una acción interpuesta por la UIC con lo cual cientos de fábricas podrán presentar ante la Afip sus declaraciones teniendo en cuenta el ajuste por inflación

22deAbrilde2003a las08:49

El juez federal Nº 1, Ricardo Bustos Fierro, hizo lugar a una acción declarativa de certeza interpuesta por la Unión Industrial de Córdoba (UIC) con lo cual cientos de fábricas quedaron autorizadas judicialmente para presentar ante la Afip sus declaraciones juradas del tributo teniendo en cuenta el llamado “ajuste por inflación”.

La disposición del magistrado alcanza en forma directa a 50 empresas de mediano y gran tamaño asociadas a la UIC, pero también beneficia a las afiliadas de sus 23 cámaras adheridas, las cuales con un simple trámite no podrán ser objeto de otras medidas por parte del organismo recaudador.

Si bien la resolución de Bustos Fierro podría ser apelada por la Afip, el inminente vencimiento del plazo para presentar la declaración jurada (el miércoles 30 del corriente) llevaría la pulseada al próximo período fiscal. La primera cuota, según indicó ayer el organismo, podrá pagarse hasta el viernes 25.

Este es otro caso en el cual la Justicia falla en contra del Estado por el controvertido cálculo de ganancias teniendo en cuenta el impacto inflacionario producido en los balances de las empresas tras la devaluación del peso. Uno de los últimos alcanzó a los adherentes a la Sociedad Rural de San Francisco.

Entre las empresas alcanzadas figuran algunas que mejoraron su performance tras la devaluación, como Arcor y Aceitera General Deheza y la automotriz Volkswagen, y otras que pasan por una primavera de ventas en el sector agropecuario, como Mainero, Agrometal y Metalfor.

“La crisis económico-financiera por la que atraviesa la República, obviamente conduce a la imprecisión de establecer con parámetros apropiados los efectos de la devaluación que nos afecta, y por ende resulta inadecuado determinar el impuesto a las Ganancias sobre la base de períodos fiscales que han sido afectados en la emergencia con los criterios establecidos por el organismo de recaudación”, sostuvo Bustos Fierro.

De tal forma, el magistrado autorizó a los asociados a la UIC a “presentar su declaración jurada” ante la Afip y “efectuar el pago del impuesto a las ganancias del último ejercicio fiscal, aplicando provisionalmente el ajuste” por inflación. Mientras tanto, la demanda iniciada por el presidente de la entidad, Rodolfo Banchio, seguirá el curso de un juicio ordinario.

Al próximo gobierno

Fuentes allegadas a la causa estimaron que la Afip no tendrá el tiempo que necesita para que su apelación sea atendida por la Cámara antes de la caducidad del vencimiento, el último día hábil de este mes. “Lo más probable, es que sea el próximo Gobierno el que deba revisar qué hace con el ajuste por inflación”, indicó el interlocutor.

Y, en ese plano, entran a tallar las posiciones asumidas hasta ahora por los candidatos con mayores chances electorales. Carlos Menem y Ricardo López Murphy adelantaron criterio en el sentido de que debería tenerse en cuenta el impacto de la inflación para calcular el tributo.

En cambio, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, quien sería ratificado en el cargo por Néstor Kirchner en el caso de llegar a la presidencia, es el principal impulsor de no contabilizar el peso de la devaluación en los balances.

Uno de los argumentos de mayor peso de los abogados de la UIC ante el juez fue que para que la ganancia efectivamente se produzca y esté alcanzada por el gravamen, “debe existir el acto jurídico que implique la transferencia de dicho bien a un tercero” y como resultado una ganancia.

Negociación con el campo

Luego de la ruptura del diálogo dispuesta por las entidades rurales, el secretario de Agricultura de la Nación, Haroldo Lebed

Temas en esta nota