El empleo creció a un ritmo más lento que la producción

Aunque en el primer trimestre la producción industrial aumentó el 21,4%, el empleo sólo creció el 0,5%, aunque con muchas diferencias entre sectores.

23deAbrilde2003a las09:33

Aunque en el primer trimestre la producción industrial aumentó el 21,4%, el empleo sólo creció el 0,5%, aunque con muchas diferencias entre sectores. Las industrias hicieron frente a ese incremento de la producción con mayor cantidad de horas trabajadas, que aumentaron el 15,8%. En tanto, el salario industrial mejoró el 24,5% pero, descontada la inflación, el poder de compra salarial siguió cayendo. Y hubo una baja aún mayor del costo laboral industrial porque, en promedio, desde la devaluación, los precios industriales nacionales se duplicaron y los salarios subieron el 14%.

Algunos sectores, como siderurgia, maquinaria agrícola, plásticos o calzados, tuvieron una recuperación del empleo, mientras otras actividades siguieron achicando sus planteles, como las fábricas de autos, cemento o artefactos para el hogar.

Estos datos, divulgados ayer por el INDEC en base a una muestra de 3.000 establecimientos, comprende al personal afectado al proceso productivo con categoría inferior al de supervisor, abarca horas normales y extra y lo que percibe el trabajador, incluido premios, bonificaciones fuera de convenio y licencias. En cambio, el INDEC no divulgó la cantidad de trabajadores que comprende la muestra ni su proyección (ver infografía).

Esas cifras marcan que, con relación al primer trimestre de 2002 —un período de fuerte contracción económica— el empleo casi no varió, pero sí que hubo una fuerte disparidad entre las distintas actividades.

Los datos oficiales precisan que el empleo industrial siguió cayendo entre enero y setiembre de 2002, dejó de caer entre octubre y diciembre y aumentó el 1,9% en el primer trimestre de este año.

Con relación al inicio de la recesión, en 1998, la ocupación industrial es ahora un 30% menor. Sin embargo, en el informe se destaca que el primer trimestre de este año, aunque apenas subió el 0,5%, se trata de la primera variación interanual positiva desde 1997. En cambio, el aumento de las horas trabajadas fue generalizado:

En algunas actividades, las horas trabajadas crecieron mucho más que el empleo , como es el caso del calzado (más del 100%) o maquinaria agrícola (83%).

En otras, la ocupación casi no creció y la mayor producción se enfrentó con mayor cantidad de horas de trabajo del personal existente. Por caso, en química.

Algunas industrias, como cemento o lácteos, redujeron más el empleo que la cantidad de horas trabajadas, con lo que incrementaron las horas trabajadas del personal que siguió en la empresa.

Salarios no inflacionarios

Con el salario pasó algo similar, aunque muy influido por la suba salarial "no remunerativas" de 150 pesos, lo que impactó más en los sectores de menores sueldos, como calzado, textiles o lácteos.

En promedio, el salario nominal aumentó el 24,5% respecto al primer trimestre de 2002, también con grandes desniveles. Automotriz, lácteos, textiles y calzado encabezan el ranking con aumentos nominales del 45%. En autopartes fue de casi el 35%. En plásticos y siderurgia la mejora es del 20%, mientras en medicamentos, procesamiento de carne de ave, gaseosas, vino y cerveza las subas nominales fueron menores al 5%.

Con relación a diciembre de 2001, los aumentos salariales son inferiores a la inflación y más bajos si se compara con el aumento promedio del 100% de los precios de los productos industriales elaborados por sus trabajadores.

De todas estas cifras se infiere que, en un período crítico por el corralito, devaluación y fuga de capitales, hubo un fuerte aumento de la productividad (cantidad de bienes elaborados con la misma cantidad de personas) física industrial y un aumento mayor de la productividad salarial. Y que mejoras salariales futur

Temas en esta nota