Productores defienden su posición por el glifosato

Directivos de las cuatro entidades del campo advirtieron sobre las consecuencias de una eventual decisión del Gobierno argentino de aplicar derechos compensatorios al herbicida

14deMayode2003a las08:47

Las cuatro entidades del agro evidenciaron su apoyo a la posición de China en la investigación por dumping que se sigue a la importación de glifosato proveniente de ese país, denunciado por Monsanto y Atanor, las dos empresas que producen el herbicida en el mercado local, dice el diario La Capital de Mar del Plata.

Los presidentes de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luciano Miguens; de Coninagro, Mario Raitieri; de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, y el secretario de Confederaciones Rurales Argentina (CRA), Ricardo Grether, compartieron el martes a la tarde una conferencia de prensa con el consejero económico de la embajada china, Wang Chuanxin, en la delegación diplomática.

Pese a que los ruralistas aclararon que acudieron a la rueda por invitación del consejero, convalidaron, casi con mayor énfasis que Wang, que el herbicida, utilizado en la producción de soja, no ingresa al mercado local a precios dumping, tal como denuncian las empresas, y advirtieron sobre las consecuencias de una eventual decisión del Gobierno argentino de aplicar derechos compensatorios al glifosato.

La presentación conjunta se realizó un día antes de que la Comisión Nacional de Comercio Exterior celebre una audiencia pública como parte del proceso de investigación a partir de la denuncia de Monsanto y Atanor para determinar la existencia de dumping del glifosato.

Raitieri, vinculado a ACA, grupo de empresas cooperativas que importan el producto de China, reiteró que si como resultado de la investigación el Gobierno impone aranceles al herbicida, su comercialización en Argentina "quedará en manos de pocas empresas".

Además, "lo que está en riesgo con esta investigación es el aumento de los costos de los productores", agregó Buzzi.

Al respecto, Grether resaltó que una eventual "suba en el costo de la producción nos pone cada vez más contra las cuerdas en momentos en que tenemos que pagar retenciones, y al público que consume soja también porque verá incrementado los precios".

Pese a la presencia de Grether en la rueda de prensa, la entidad que preside difundió un comunicado en el que la disputa comercial "debe ser dirimida en ámbitos competentes y no se debe involucrar a los productores en la adhesión o rechazo al pleito planteado".

No obstante, CRA manifestó su expectativa que "la resolución no signifique un perjuicio para la producción incrementando sus costos".

Por su parte, Miguens, abogó por que el glifosato proveniente de China "se siga vendiendo mientras la investigación esté en curso. Cuando termine y si se determina que hay dumping tendremos que sentarnos de nuevo a ver qué pasa".

La entidades defendieron las ventajas del glifosato chino e instaron a las autoridades encargadas de la investigación a "ser muy cuidadosos" y actuar "con mucha delicadeza".

En ese sentido, el consejero Wang invitó a los responsables de la investigación a evaluar las condiciones de la producción del glifosato en China, al tiempo que resaltó que Argentina vende al país asiático el 80 por ciento de la soja que exporta.

Si bien desechó eventuales represalias de Pekín sobre el comercio bilateral en caso de que se aplique aranceles al glifosato, el diplomático admitió que el intercambio, que China quiere incrementar, podría sufrir alteraciones.

En tanto, Federico Ovejero, de Monsanto, criticó la actitud de los ruralistas de presentar su posición en una conferencia conjunta con el diplomático chino.

"Nos sorprende que entidades que dicen representar los intereses de la producción agropecuaria nacional estén haciendo lobby en favor de China, un país que lidera a nivel mundial con más del 15 por ciento las denunci

Temas en esta nota