En trigo, ¡viva la diferencia!

El Ministerio de Agricultura bonaerense promueve la comercialización del cereal diferenciado por clase. Presentaron el programa en Tandil

23deMayode2003a las09:40

La provincia de Buenos Aires también tiene su Programa de Calidad de Producción de Trigo, que el ministro de Asuntos Agrarios y Producción, Rafael Magnanini, presentó el pasado viernes en la ciudad de Tandil.

Los bonaerenses tienen la principal zona productora del cereal en la Argentina, conocida como Subregión IV, tanto por los rendimientos que se obtienen como por la calidad del grano, pero les preocupa que al momento de comercializarlo, el trigo se venda sin ninguna diferenciación, desperdiciando una oportunidad de agregarle valor al producto.

La ingeniera Carmen Viciens, ex Conabia y desde el año pasado directora provincial de Economía Rural del MAAyP, adelantó a Infochacra que en unas semanas contarán con un estudio que les permitirá conocer características clave de la comercialización del cereal, como ser si hay un precio diferencial para determinadas calidades, cómo se forma el precio, cómo vende el exportador, el impacto de la cuestión impositiva en la comercialización, entre otras cosas.

Mucho por hacer
La idea del programa bonaerense surgió en noviembre del año pasado, y en diciembre le fue presentada al ministro Magnanini. El programa involucra la articulación con unidades de investigación agronómica, como la Chacra Barrow, en Tres Arroyos, y el Programa Nacional de Calidad de Trigo, creado oficialmente hace quince días en el ámbito de la SAGPyA.

A propósito de esto, Viciens se manifestó en favor de que la Red Oficial de Ensayos de Trigo sea obligatoria para todas las variedades que se venden en el mercado, un punto sobre el cual la Asociación de Semilleros Argentinos ha puesto de manifiesto no estar de acuerdo, según reveló el subsecretario Domenech a este medio, en una reciente entrevista.

Primeros tanteos
El seminario de Tandil fue un buen diagnóstico de la situación del comercio triguero en el país. El próximo paso son las soluciones. En este sentido, la Asociación Argentina de Productores de Trigo (Aaprotrigo) hizo saber que en las próximas semanas se concretará un envío de 1.500 t de trigo diferenciado a los molinos brasileños, después de un acuerdo firmado a fines del año pasado entre ambas partes, por el cual se pactó una clasificación del cereal argentino en tres clases según calidad. La partida se completará con dos envíos más hasta alcanzar un volumen de 5.000 toneladas.

“Para los compradores, el problema del trigo argentino es la falta de homogeneidad entre partida y partida; es como que tiran una moneda al aire cada vez que compran”, dijo Mariano Otamendi, presidente de la asociación.

Sin embargo, algunos de los conceptos volcados por los disertantes de la jornada en Tandil no parecen factibles de cumplir si no hay un estímulo económico que lo justifique. Uno de ellos sostuvo que el contenido de gluten se redujo en las últimas campañas, a pesar de la alta fertilización utilizada “porque los productores privilegiaron los rindes por sobre la calidad”, e instó a aplicar la fertilización lo más alejada posible de la siembra “para que el nitrógeno vaya a formar proteína en el grano en vez de rendimiento”.

En la entrevista con Infochacra, Viciens fue cauta al sostener que tiene que haber distintos canales para distintas clases de trigo, privilegiando la información que recibe el comprador del grano respecto de sus características. Vale decir: la diferenciación por calidad también juega para el productor que apunta a rendimiento, sacrificando contenido de proteína u otros parámetros de calidad.

Datos de encuesta
Una encuesta del MAAyP permitió saber que 22% del trigo de la campaña 2001/2002 fue directamente del campo al destino final, en tanto que 43% se almacenó en instalaciones de los productores y el resto en instalaciones de terc

Temas en esta nota

    Load More